Martes, 16 de marzo de 2010

EL MAGISTERIO MOVILIZADO.

Con información del diario “Noticias”.

La Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) realiza este día un paro general para exigir cumplimiento a las demandas que no han tenido respuesta alguna ni por el Estado ni por la Federación.

Se bloquean puntos importantes de la entidad, edificios públicos y plazas comerciales. El 10 por ciento de total del magisterio oaxaqueño se trasladó a la ciudad de México para participar en la  Huelga Nacional --en el Monumento a la Revolución--, convocada por diferentes sectores entre los que se encuentra el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

Se supone que será instalada una mesa de negociación entre la Sección 22, el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), Secretaría General de Gobierno (Segego) y representantes de la Secretaría de Gobernación (SEGOB).

Las demandas son: La devolución de escuelas que permanecen en poder de la disidencia; la derogación de la ley del ISSSTE; la liberación de recursos para la Programación Detallada (PRODET), así como una serie de demandas pendientes desde el año pasado.

En la ciudad

En la verde Antequera la movilización magisterial se realiza de la siguiente manera:

El sector Ciudad se apostará en Plaza Oaxaca y en la Secretaría de Finanzas ubicada en el Boulevard Eduardo Vasconcelos; el sector Periferia hará lo propio en el monumento a Juárez del crucero de Viguera; el sector Zimatlán tomará las delegaciones estatales de la Sedesol y la SCT, así como la Procuraduría General de Justicia del Estado.

En tanto que el sector Etla tomará los dos accesos de la caseta de Huitzo impidiendo la entrada y salida hacia la capital, el sector Estatales se apostatará en Plaza del Valle y en las oficinas de Tránsito Estatal; Miahuatlán bloqueará el crucero al aeropuerto, el sector Ocotlán permanecerá frente a Plaza del Valle y el sector Tlacolula bloqueará Ciudad Administrativa.

En las regiones

El sector Costa bloqueará las carreteras que conducen a Puerto Escondido y Pinotepa Nacional; en Putla de Guerrero, los maestros tomarán los puentes y la oficina de Recaudación de Rentas.

En el Istmo serán cerrados el crucero principal de esta región así como la vía transístmica a la altura del Canal 33; en la Mixteca se dará la toma de edificios públicos; la Sierra se sumará a las actividades en Valles Centrales.

El cese a las manifestaciones --que la dirigencia sindical indicó servirán como preámbulo a la conmemoración del trigésimo aniversario de la lucha político-sindical de la Sección 22 en Oaxaca-- dependerá del avance en las negociaciones.

El paro cívico se realizará en 25 entidades del país
La Jornada.

En el paro cívico nacional a realizarse participarán, además del Frente Sindical Mexicano, encabezado por el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), gremios de la Unión Nacional de Trabajadores, como los tranviarios, secciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, federaciones estatales de trabajadores al servicio de los estados y municipios, y trabajadores del sector salud de varias entidades.

El arranque de las acciones será la toma de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) en el Distrito Federal, informó Martín Esparza, dirigente del SME. Además de realizar movilizaciones en varios estados, los trabajadores electricistas colocarán las banderas rojinegras en los centros de trabajo.

Esparza indicó que también están confirmados los trabajadores de la Universidad Autónoma Chapingo, el Colegio de Posgraduados, gremios de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), organizaciones campesinas y de estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México UNAM, el Instituto Politécnico Nacional y la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, entre otros.

Dijo que en la toma de la STPS participarán no sólo trabajadores del SME, sino también de varias organizaciones sindicales, las cuales han sido afectadas por la política antilaboral de este régimen. Estimó que el paro de actividades y las marchas se darán al menos en 25 estados, e implicarán a más de 100 mil trabajadores.

Esparza responsabilizó al gobierno federal de los actos de violencia que pudieran presentarse contra los electricistas, ya que, alertó, no se descartan órdenes para reprimir a quienes hagan uso de su derecho de huelga.

Sin especificar, sostuvo también que el próximo 16 de marzo los trabajadores harán varias “visitas a televisoras y medios de comunicación”. Dijo que, obviamente, a raíz de que se aceleraron los preparativos para el paro cívico, han surgido amenazas de que se procederá penalmente contra los líderes del sindicato.

En esta misma tónica, aseguró, se inscriben los señalamientos de que hay denuncias de instituciones crediticias contra miembros del comité ejecutivo. Puntualizó que estas acusaciones de Bansefi de supuesta falsificación de firmas para cobrar los 20 millones de pesos de cuotas sindicales “son parte de la misma campaña de persecución contra los trabajadores y las dirigencias de este sindicato”.

Planteó que en países como Brasil, Uruguay, Venezuela, Argentina y otros se acompañará el paro cívico de México, y que gremios sindicales de esas naciones se manifestarán las afueras de las respectivas embajadas mexicanas. “Esto no va a parar. La movilización de los electricistas no tendrá fin hasta que se nos regrese el trabajo”, concluyó

Paso Ancho, no es solución en abasto de agua
Juan Carlos Medrano

[03:31] El proyecto hídrico denominado “Paso Ancho” no resolverá el problema de abasto de agua, mientras la capital del estado cuente con una red de distribución del vital líquido obsoleta y donde se perderían entre un 30 a 40 por ciento de agua que pudiera abastecerse con el plan, consideró el Foro Oaxaqueño del Agua (FOA).
El integrante de la organización, Juan José Consejo Dueñas, dijo que el proyecto de la presa y el acueducto del Bicentenario, han sido ponderados por el gobierno estatal como la panacea a los problemas de escasez y distribución de agua potable para la capital, sin embargo, esto no solucionaría de raíz el conflicto.
Desde su lanzamiento “mediático” a mitad del 2008, la obra en cuestión se presentó como una opción rápida y de costo razonable para la ciudad de Oaxaca. Pero ni lo uno ni lo otro coinciden con la terca realidad, pues después de año y medio están apenas concluyéndose los estudios de factibilidad, no se cuenta aún con el proyecto ejecutivo, falta el visto bueno de impacto ambiental y no se han iniciado las gestiones formales de solicitud de recursos económicos ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), expresó.
Consideró que en condiciones óptimas de factibilidad, agilidad burocrática, abundancia de dinero y celeridad constructiva, sería razonable suponer que las obras podrían concluirse en 2014, más allá del término de las actuales administraciones de gobierno estatal y federal.
Lo más destacable de los tiempos del proyecto no es el simple retraso de la oferta gubernamental, tan familiar para los ciudadanos, sino la secuencia de las obras propuestas. Y es que para que el proyecto del Bicentenario tenga viabilidad, es imprescindible restaurar la pésima red de agua potable de la ciudad debido a que sería absurdo traer grandes cantidades de agua para desperdiciar entre un 30 o 40% por fugas, emprender el saneamiento de las cuencas que llenarán la presa –para canalizar agua razonablemente limpia-- y avanzar decisivamente en la reforestación, para mitigar el azolve.
Consejo Dueñas añadió que, ciertamente, se ha hecho un esfuerzo por cambiar tubos y válvulas de la vieja red de agua potable de la ciudad, especialmente en la zona centro y vinculado con el arreglo de calles, pero al margen de la lentitud, el desorden y la imprevisión que tales obras muestran, una revisión somera de presupuestos indica con claridad cuáles son las prioridades del gobierno: según datos oficiales en la reparación de las redes de agua potable y drenaje se habrán ejercido hasta el término de la actual administración 20 millones de pesos; los estudios de factibilidad de Paso Ancho habrán consumido más de 120 millones.
Por lo tanto, señaló, el asunto financiero es elusivo también. “El monto aproximado que hoy se maneja para el proyecto del Bicentenario es de dos mil 300 millones de pesos, mucho dinero si se considera la severa crisis financiera y la insuficiencia crónica de recursos económicos para cosas urgentes, para los que menos tienen”.
Reflexionó que esto representa demasiado dinero si se compara con otras opciones para contar con agua suficiente para todos. La experiencia de otras grandes obras hidráulicas no alienta el optimismo: en promedio, el costo final de este tipo de proyectos es alrededor de 56% de lo inicialmente calculado. Además, en estas estimaciones no se incluyen los costos de la operación y el mantenimiento, expresó.

Jubilados de la Sección 22 cierran calles
Sayra Cruz

[03:40] Con un bloqueo, el grupo de pensionados y jubilados de la Sección 22 del SNTE de la corriente “26 de Enero” exigió ayer el pago de su seguro institucional, el cual asciende a 25 mil pesos para los 5 mil agremiados.
Asimismo, solicitaron la liberación del concepto de rezonificación para quienes tienen nivel de secundaria, así como carrera magisterial, pues han cumplido con su formación.
Acusaron al Instituto Estatal de Educación Pública (IEEPO) de incumplir los compromisos con los jubilados y pensionados, y para ejemplo está el pago del seguro que debió ser liberado el pasado 8 de marzo.
“El cobro lo debemos hacer en una sola exhibición, pero hasta el momento quienes deben estar pagando a los beneficiarios no lo han hecho, por eso decidimos realizar esta manifestación”, expresó el encargado de prensa, Fidencio Díaz Ruiz.
El centenar de jubilados y pensionados cerró el crucero que forman las calles México 68, esquina con el camino antiguo a San Felipe, resultando afectados centenares de automovilistas.
Luego de permanecer el cierre de la vía por espacio de dos horas, los directivos del IEEPO decidieron distribuir las fichas de pago a los manifestantes. En tanto, el responsable de prensa pidió al secretario general de la Sección 22, Azael Santiago Chepi, así como al director del IEEPO, Abel Trejo González, que cumpla con este sector. Los apoyos, dijo, “nos corresponden porque ya trabajamos varios años para la institución”.
Hay que recordar que los jubilados y pensionados del SNTE ya han realizado otras manifestaciones debido al incumplimiento de la instancia que representa a los trabajadores de la educación.
Por ello, Díaz Ruiz advirtió que en caso de seguir la negativa para el pago de sus derechos económicos, este sector seguirá con diversas protestas.

 


Publicado por solaripa69 @ 10:22
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios