Lunes, 05 de abril de 2010

Denuncian abusos de soldados adscritos a la Zona Militar 32

Dos personas fueron arrestadas y golpeadas para que admitieran ser narcomenudistas

Luis A. Boffil Gómez

Corresponsal

Periódico La Jornada
Lunes 5 de abril de 2010, p. 8

Mérida, Yuc., 4 de abril. José Samuel Xooc Caamal y María Jesús Santos Sabido, oriundos de la ciudad de Valladolid, fueron detenidos y golpeados por soldados de la Zona Militar 32, ubicada a 180 kilómetros al oriente de Yucatán.

En entrevista, denunciaron las agresiones recibidas por los efectivos castrenses, quienes los detuvieron el jueves pasado con violencia, bajo el supuesto delito de narcomenudeo.

Informaron que ambas personas llevaron sus casos ante la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey).

Xooc Caamal, de 16 años, denunció que el jueves salió de su casa para visitar unos amigos, y en el camino un convoy de militares encapuchados lo detuvo y trasladó al cuartel de la Zona Militar 32.

Una vez recluido, lo amarraron, le quemaron el rostro y lo golpearon en varias partes del cuerpo. Dijo que estuvo retenido unas dos horas, y que con insultos y amenazas lo obligaron a confesar conexiones con el narcomenudeo. Al final, dijo que lo dejaron en libertad, pero le advirtieron que lo seguirían vigilando.

En el caso de María Jesús Santos Sabido, de 30 años de edad, su detención se efectuó el jueves en su casa, a la cual llegaron los soldados; tiraron la puerta, la golpearon y la trasladaron al cuartel militar para que confesara ser narcomenudista.

Denunció que destrozaron el interior de su casa, le robaron 25 mil pesos en efectivo y su hija, Candelaria Carbajal Santos, también recibió golpes en diversas partes del cuerpo.

Una vez en el cuartel, María Jesús Santos relató que la patearon en las piernas. Después de una hora, estimó, fue dejada en libertad.

En sus denuncias ante la Codhey pidieron que se castigue a los soldados y solicitaron la intervención del gobierno del estado para evitar más acciones arbitrarias.

El gobierno, sin compromiso con los derechos humanos: Édgar Cortez

No se puede apostar por el borrón y cuenta nueva en aspectos como la guerra sucia, dice

Fox ratificó un pacto de impunidad con el PRI para no indagar esos delitos, afirma el activista

Víctor Ballinas

 

Periódico La Jornada
Lunes 5 de abril de 2010, p. 33

Édgar Cortez Morales, quien durante seis años fue secretario ejecutivo de la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos para Todos (RTDT), concluyó la semana pasada su último periodo y se incorpora como investigador al Instituto de Derechos Humanos y Democracia.

Al hacer un balance de su gestión al frente de la Red, Cortez Morales destaca: llegué a esta organización hace exactamente seis años. Fue en los primeros días de abril de 2004. Era un momento bastante complicado para la Red, veníamos de un periodo difícil, donde había escasez de recursos económicos, había poca claridad en el rumbo y la oficina había permanecido cerrada de diciembre de 2003 a abril 2004.

En este lapso, asevera, hemos hecho una Red muy activa, cohesionada, con claridad de lo que queremos; sabemos cuáles son nuestras prioridades y crecimos en número y pluralidad. En 2004 unas 50 organizaciones integraban la red, ahora somos 68, y hay nuevos grupos: de diversidad sexual y derechos reproductivos y sexuales, así como derechos económicos, sociales y culturales, entre otros.

Cortez sostiene: no puede haber borrón y cuenta nueva en las violaciones del pasado a los derechos humanos. Por supuesto que no, por esa vía no se pondrá freno a la impunidad y a los atropellos que hemos vivido como sociedad. México no puede pasar al borrón y cuenta nueva, hay muchos agravios y se requiere que haya justicia y castigo para los responsables.

–¿Qué pasó para que los gobiernos panistas olvidaran hacer del tema de los derechos humanos un punto medular?

–Coincido con quienes plantean la hipótesis de que el gobierno del presidente Vicente Fox a la mitad de su sexenio, allá por 2003, ratificó un pacto de impunidad con el PRI. Existía la posibilidad de llamar a cuentas a ex funcionarios priístas que cometieron violaciones a derechos humanos en el pasado, lo de la denominada guerra sucia, la masacre estudiantil de 1968, la de 1971, y otros casos, pero Fox claudicó.

Eso es lo que impide hoy que el gobierno tenga un compromiso serio en la materia; si lo quiere hacer, tiene que marcar un antes y un después. Y eso no ha sucedido. Hoy que traemos a cuentas las violaciones a derechos humanos cometidas por militares en la lucha contra el narcotráfico, los miles de muertos que no se investigan, es la nueva expresión de la impunidad.

–¿El gobierno le apuesta al borrón y cuenta nueva en materia de violaciones a los derechos humanos cometidas en el pasado?

–No puede haber borrón y cuenta nueva. Hemos visto en Sudamérica que cuando algunos países apostaron por esa vía de borrón y cuenta nueva, con leyes de amnistía, y optaron por el olvido, a la vuelta de los años eso fue insostenible y han tenido que recomponer esos procesos para llamar a cuentas a los responsables de los abusos, de la impunidad. Tenemos que conocer como sociedad qué pasó. Se requiere que haya la posibilidad de justicia y castigo para los responsables”.

–¿Los gobiernos de la alternancia no investigan las violaciones graves que se cometieron en el pasado ni en la actualidad?

–En el momento en que el gobierno decide mantener la impunidad para el pasado, se extiende para el presente. No se puede sancionar los crímenes del presente sin haber castigado el pasado; por eso se extiende la impunidad y el manto que la cobija. Mientras no haya un gobierno que realmente quiera poner punto final a la impunidad y marcar un etapa distinta, difícilmente habrá un serio compromiso con los derechos humanos”.

–¿Considera que el gobierno va a cumplir las recomendaciones del Comité de Derechos Humanos de la ONU?

–Ése es uno de los retos, porque tenemos un gobierno que simula, que tiene un discurso a favor de los derechos humanos, que puede hacer cosas, pero que se quedan en la superficie. El problema es que no tenemos los mecanismos para lograr esto. Si no hay mecanismos más eficientes y operativos, vamos a seguir acumulando más y más recomendaciones.

–¿Se corre el riesgo de que esas recomendaciones se vayan al cajón?

–Claro que pueden correr la misma suerte que las recomendaciones que emitió la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en 1998, después de su visita in loco realizada en 1996.

–¿Cómo explica el cambio de rumbo con Fox en materia de derechos humanos?

–Los primeros años fueron de apertura, de estar a favor de los derechos humanos en el discurso y en acciones; había disposición al diálogo y actitudes favorables, pero a finales de 2003 esto se cierra y en 2004 aparecen acciones abiertamente represivas del gobierno de federal. Ahí está Atenco; los trabajadores de la siderúrgica Lázaro Cárdenas en Michoacán, Oaxaca. Y es Fox, en 2005, quien saca al Ejército a la calle para combatir al narcotráfico con los operativos México Seguro.

Cortez explica: estos años después de la alternancia en el gobierno no hemos visto ningún cambio en la institucionalidad del país. Los panistas a escala federal siguen con la que generaron los gobiernos priístas, y en los estados los panistas y perredistas siguen con la ingeniería institucional que heredaron de los priístas, ningún cambio han hecho.

Édgar Cortez dice que la Red tiene que ser un motor de iniciativas y quizás asumir que es una expresión del movimiento de derechos humanos. Pero esto es más grande: muchas organizaciones no están en la Red; tenemos que ser un puente para la cooperación y la coordinación con otros sindicatos y otros grupos del país.”

La cúpula católica rompe la solemnidad para defender a Benedicto XVI

En un gesto inédito se pronunció antes de la bendición urbi et orbi

Angelo Sodano calificó las acusaciones de chismorreos

Afp

 

Periódico La Jornada
Lunes 5 de abril de 2010, p. 2

Ciudad del Vaticano, 4 de abril. La jerarquía de la Iglesia católica, salpicada por una serie de escándalos por curas pederastas, cerró filas este domingo en torno al papa Benedicto XVI, quien pronunció su tradicional mensaje de Pascua desde la basílica de San Pedro sin hacer alusión a la polémica.

En un gesto inédito, fuera de toda solemnidad religiosa, las celebraciones del domingo de Resurrección se abrieron en el Vaticano con un mensaje de solidaridad al Papa de todo el Colegio Cardenalicio. Las palabras de solidaridad fueron pronunciadas por el decano, el cardenal Angelo Sodano, tras las críticas lanzadas contra el pontífice alemán por su actitud pasiva ante las denuncias de abusos sexuales cometidos con menores por sacerdotes.

El pueblo de Dios está contigo y no se deja impresionar por los chismorreos del momento, lanzó Sodano.

Contigo los cardenales, tus colaboradores de la curia romana. Contigo los colegas obispos dispersados en el mundo, que guían las 3 mil circunscripciones eclesiásticas del planeta. Están en particular contigo en estos días los 400 mil sacerdotes que sirven generosamente al pueblo de Dios, afirmó el veterano religioso.

El Papa ha sido acusado por importantes medios de prensa alemanes y estadunidenses de haber cerrado los ojos ante los abusos cometidos por sacerdotes cuando era arzobispo de Munich, Alemania, e incluso durante los 25 años que ejerció el cargo de prefecto de la Doctrina de la Fe, entre los más influyentes del Vaticano, antes de ser elegido pontífice en 2005.

Al pronunciar la tradicional bendición urbi et orbi (a la ciudad y al mundo) desde el balcón de la basílica de San Pedro, ante miles de peregrinos provenientes de varias partes del mundo, el Papa se refirió más que todo a la crisis profunda que atraviesa la humanidad y no mencionó los escándalos que azotan a la Iglesia de Europa y Estados Unidos, causados por los curas pederastas.

En su mensaje, el Papa condenó el recrudecimiento del narcotráfico en América Latina y el Caribe, y pidió solidaridad para las poblaciones de Haití y Chile tras los devastadores terremotos de inicios del año.

Que la Pascua de Cristo represente, para aquellos países latinoamericanos y del Caribe que sufren un peligroso recrudecimiento de los crímenes relacionados con el narcotráfico, la victoria de la convivencia pacífica y del respeto al bien común, pidió.

 “Que la querida población de Haití, devastada por la terrible tragedia del terremoto, lleve a cabo su ‘éxodo’ del luto y la desesperación a una nueva esperanza, con la ayuda de la solidaridad internacional”, imploró.

Que los amados ciudadanos chilenos, asolados por otra grave catástrofe, afronten con tenacidad, y sostenidos por la fe, los trabajos de reconstrucción, clamó.

El Papa mencionó luego los conflictos en África, en particular Congo, Guinea y Nigeria, y condenó las persecuciones de cristianos en Pakistán e Irak y reiteró sus pedidos de paz para Medio Oriente.

El Papa concluyó la ceremonia con la bendición pascual en 65 lenguas, entre ellas arameo y latín.

La Semana Santa, que conmemora la muerte y resurrección de Cristo, se llevó a cabo en un momento difícil para la jerarquía de la Iglesia.

La situación es tan delicada, que el predicador del Papa, el franciscano Raniero Cantalamessa, tuvo que pedir disculpas públicas en un diario italiano por el sermón pronunciado el Viernes Santo ante el Papa, en el que comparó las acusaciones contra el pontífice y la Iglesia católica con el antisemitismo.

Hay mucha instrumentalización del fenómeno, si bien es algo grave, comentó un peregrino italiano que se identificó como Marino.

Durante la Semana Santa, los medios del Vaticano, L’Osservatore Romano y Radio Vaticano, publicaron mensajes de apoyo al Papa y condenaron la campaña de propaganda vulgar contra la mayor autoridad de los católicos.

Varios cardenales italianos han dado entrevistas este domingo a la prensa en las que reconocen el papel severo de Benedicto XVI frente a la pedofilia.

Se trata de pretextos para lanzar una campaña contra el Papa, aseguró el cardenal Angelo Scola, patriarca de Venecia.

Benedicto XVI ha sido el que más ha hecho para limpiar las porquerías dentro de la Iglesia y hasta se ha expuesto en primera persona para ello, aseguró Scola en una entrevista a la televisión pública Rai.

El escritor estadunidense católico George Weigel, biógrafo del fallecido Juan Pablo II, sostiene que poderosas fuerzas han desatado una guerra cultural con la finalidad de destruir las enseñanzas morales de la Iglesia.

El cardenal francés Roger Etchegaray pidió que se haga limpieza dentro de la institución, pero sin dejarse intimidar ni padecer el temor de los enemigos.

Testimonios de la matanza de Pueblo Nuevo
Patricia Dávila

PUEBLO NUEVO, DGO., 3 de abril (Proceso).- Emboscada, enfrentamiento, venganza, lo cierto es que los 10 adolescentes y jóvenes masacrados el domingo 28 en un remoto paraje duranguense de la Sierra Madre Occidental, se unen a la enorme lista de víctimas de la guerra del narco en esa región, que forma parte del llamado Triángulo Dorado de la producción de drogas. La reportera y el fotógrafo de Proceso llegaron hasta el casi inaccesible lugar de los hechos para  recoger el testimonio de las autoridades y de los pobladores, víctimas de la lucha sin cuartel por el territorio, entre los recién llegados zetas y las huestes del cártel de Sinaloa.  

La capilla de la virgen de Guadalupe fue su sala funeraria. No hubo féretros. Frente al altar, sobre sarapes colocados a lo ancho del piso, tendieron los amortajados cuerpos de los siete menores de edad y los tres jóvenes acribillados el domingo 28 de marzo. Las madres unieron con vendas los desintegrados cuerpos de sus hijos.

Así, tendidos en el piso, cuatro cuerpos fueron cubiertos por una brillante tela de satín color púrpura. Los otros seis, por sábanas blancas. No había más.

Yolanda, Iván, Erika y Margarito Ortega Rueda, de 19, 17, 11 y 13 años, respectivamente, eran hermanos; también Juana Francisca y Yesenia Sarabia Mancinas, de 17 y 15; lo mismo que Pedro y Lázaro Leyva Cabrera de 21 y 19 años, mientras que Carlos Ramírez Leyva, de 15, era primo de estos últimos. Además cayó Sergio González Luna, de 16 años.

Los jóvenes, habitantes del ejido El Aval, viajaban en una camioneta pick up rumbo a la comunidad Los Naranjos. Un kilómetro antes de llegar a su destino fueron emboscados por un grupo de aproximadamente 20 presuntos zetas. Habitantes de El Salto comentan que algunos de los agredidos, supuestamente vinculados con el cártel de Sinaloa, llevaban tres armas y repelieron el ataque durante más de una hora, pero no “aguantaron”. En la zona los ajustes entre familias se han agudizado desde hace dos años, tras la incursión de Los Zetas en esta región.

Al templo, los restos llegaron como a las tres de la tarde, cuatro horas después del ataque.

Sobre los cuerpos, sus parientes colocaron ramos de bugambilias y alcatraces bancos. A su alrededor, las llamas de 22 veladoras ardieron toda la noche. Así los alcanzó la mañana.

El lunes 29 de marzo, a las 11, un sacerdote enviado de El Salto, la cabecera municipal, ofició las honras fúnebres. Acudió la mayoría del pueblo. De ahí, los hombres cargaron los cuerpos hasta el cementerio. Para llegar recorrieron una vereda de aproximadamente un kilómetro, hasta alcanzar la cima de un cerro, bajo los fuertes rayos del sol que pegaban a 33 grados centígrados.

En el panteón, sólo se cavaron dos fosas: en una fueron enterrados Pedro, Lázaro y Carlos; en la otra,  Yolanda, Iván, Erika, Margarito, Juana Francisca, Yesenia y Sergio. Puños y paladas de tierra cubrieron los mantos blanco y púrpura que envolvían los cuerpos. A lo largo de las tumbas se colocaron 10 pequeñas cruces hechas con ramas secas. Apenas sobresalían entre las bugambilias que adornaban los sepulcros.

 


Publicado por solaripa69 @ 9:35
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios