Jueves, 29 de abril de 2010

Responsabiliza APPO-Magisterio a URO, MULT y Ubisort del ataque en los triquis

     Por e-consulta   

La Sección 22 del SNTE y la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) acusaron al gobernador Ulises Ruiz Ortiz, a la Ubisort y al MULT que dirige Heriberto Pazos Ortiz, de ser los responsables de la emboscada que sufrieron integrantes de la caravana de paz la tarde del martes pasado, poco antes de llegar a San Juan Copala Juxtlahuaca.

En conferencia de prensa este miércoles, acompañado de Gabriela Jiménez Rodríguez, sobreviviente del ataque armado, el dirigente del Magisterio oaxaqueño anunció que interpondrán una demanda penal contra el gobernador Ulises Ruíz por el homicidio y la agresión contra de integrantes de su gremio, activistas de derechos humanos y comunicadores.

Dijo que el resultado preliminar del hecho son dos muertos a manos de presuntos paramilitares de la Unión de Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort): Beatriz Alberta Cariño Trujillo, de la organización Cactus, y Tyri Antero Jaakkola, observador internacional de origen finlandés, además de varios heridos y desaparecidos.

Insistió en que el Magisterio oaxaqueño pedirá a la justicia federal una acción legal para urgir el castigo a los responsables de la agresión.

Asimismo, rechazó que la Sección 22 del SNTE haya perturbado la paz en esa parte de la zona triqui, y denunció que "la emboscada a la caravana de paz fue un acto premeditado orquestado por los grupos paramilitares que tiene bajo su tutela el gobierno de Ulises Ruiz en dicha demarcación, considerada una zona hostil, un pueblo sin ley".

Santiago Chepi aclaró: "No queremos que nuestra queja de justicia termine en una acto de militarización, cuando es evidente que los responsables de la violencia son aquellos grupos que auspician y permiten la impunidad en favor de los cacicazgos regionales".

Culpa Sección 22 al gobierno de la agresión a caravana por la paz

Por OCTAVIO VÉLEZ ASCENCIO

El secretario general de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Azael Santiago Chepi, responsabilizó al gobierno estatal de la agresión a la caravana civil internacional de observación a San Juan Copala.

En conferencia de prensa, acompañado del secretario de Organización, Gabriel López Chiñas y otros miembros de la dirección seccional, así como sobrevivientes de la agresión, el dirigente sostuvo que la misión civil "no iba a generar problemas" sino a dar cobertura al regreso de los profesores de la gremial a las aulas, quienes salieron del pueblo desde hace cuatro meses por los constantes hechos de violencia, y para documentar las violaciones a derechos humanos en contra de la población.

No era para generar o provocar conflictos en la zona, anotó, sino para coadyuvar en recuperar el desarrollo social y educativo en congruencia con los principios democráticos del movimiento.

Mencionó que esta agresión incrementará la inconformidad social, pero sobre todo "evidencia el esquema de este gobierno".

Además, expuso que la cobertura de la caravana civil internacional de observación fue un acuerdo de la reciente Asamblea Estatal "y por tanto, esta y otras actividades políticas eran conocidas" por el gobierno estatal.

Ante esto, culpó a la administración estatal de ser el responsable del ataque por mantener a los paramilitares a fin de someter a los pueblos indígenas.

Llamó a las organizaciones civiles a conformar un gran frente para el castigo a los responsables de los asesinatos y lograr la presentación con vida de los desaparecidos.

Habla sobreviviente

Una sobreviviente del ataque, Gabriela Jiménez Rodríguez, concejal de la APPO, dijo que la caravana fue atacada alrededor de las 14:50 horas por hombres encapuchados, provistos de armas largas, en inmediaciones del paraje Los Pinos, a unos 10 kilómetros antes de La Sabana, pueblo cercano a San Juan Copala.

Al salir de una curva, señaló, encontramos bloqueado el camino con piedras, entonces el chofer de la camioneta decidió regresar y en ese momento, los paramilitares empezaron a dispararnos. Como pudimos algunos nos bajamos para correr en el monte, pero desafortunadamente los compañeros fallecidos fueron alcanzados por las balas y aquí quedaron.

Las dos víctimas, señaló, recibieron disparos de armas de fuego en la cabeza.

Explicó que junto con otras personas se internó en el monte pero poco después fueron encontradas por los hombres encapuchados para ser llevados nuevamente al lugar de la agresión, donde se identificaron como miembros de la Unión de Bienestar Social de la Región Triqui (UBISORT), vinculada al PRI, y del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), base social del partido local Unidad Popular.

"Nos dijeron que ahí no pasaba nadie, que era su territorio; incluso uno nos dijo que también nos matarían, pero uno de ellos nos dijo que nos perdonaban la vida y pudimos regresar. En el camino, un hombre nos llevó hasta Santiago Juxtlauaca", asentó.

Periodistas habrían muerto: Ucizoni

Por su parte, Carlos Beas Torres, coordinador de la Unión de Comunidades Indígenas de la Zona Norte del Istmo (UCIZONI), adherida a la Alianza Mexicana por la Autodeterminación de los Pueblos (AMAP), dijo que el chofer de la camioneta Urban, identificado como Noé, donde murieron el activista finlandés y Cariño Trujillo, llegó en la madrugada a Santiago Juxtlahuaca y reportó haber visto los cadáveres de los periodistas de la revista Contralínea, recostados en un auto compacto de color azul, donde se desplazaban.

"Llegó muy asustando, platicó conmigo y me comentó eso. Sin embargo ahora que llegó la policía no encontró a nadie en el vehículo, solamente a los compañeros Jaakkola y Alberta Cariño", asentó.

Mencionó que otros miembros de la caravana civil quienes sobrevivieron al ataque y llegaron a Santiago Juxtlahuaca dieron el mismo relato sobre el deceso de los periodistas.

Consideró que los cuerpos de los periodistas quizá hayan sido desaparecidos por los paramilitares por la gravedad de los hechos cometidos.

Reportan desaparecido a un alemán

En un comunicado, CACTUS, la Red de Radios Indígenas Comunitarias del

Sureste Mexicano y la Alianza Mexicana por la Autodeterminación de los Pueblos (AMAP), también reportaron como desaparecido al activista alemán Martin Sautan.

Por otra parte, en un comunicado, la UBISORT se deslindó de los hechos de violencia y atribuyó la balacera a un autoatentado.

"Los MULTI buscaron la manera de ser mártires, para llamar la atención de la sociedad, ellos matan y nos culpan a nosotros. Lo hicieron a propósito para mostrar que son mártires", asentó.

Gobierno debe asumir su responsabilidad en Copala: Zenén

Por RACIEL MARTÍNEZ

 

El Gobierno del Estado debe asumir su responsabilidad sobre los sucesos sangrientos en San Juan Copala, Juxtlahuaca, "porque estaban enterados de la caravana de observadores", afirmó el diputado local Zenén Bravo Castellanos.

Precisó que en días pasados habló vía telefónica con el Subsecretario de Gobierno, Javier Jiménez Herrera, para pedir su intervención "ya que integrantes del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui-Independiente (MULTI) me solicitaron mediar para que funcionarios del gobierno recibieran Miguel Alvarez Gándara, responsable de la Misión de Observación del Grupo Paz con Democracia (Serapaz), quien ha buscado lograr un acuerdo de pacificación en la zona. También le dije que el MULTI solicitaba garantías y medidas de seguridad ya que habría presencia de observadores internacionales, nacionales y estatales en la caravana del 27 de abril".

--¿Y cuál fue la respuesta del funcionario?

--El licenciado Javier Jiménez Herrera me respondió que tomaba nota y que le avisaría al secretario General de Gobierno, Evencio Martínez Ramírez, hasta ahí. Nunca encontramos eco a la petición.

Bravo Castellanos reiteró que el Gobierno del Estado sabía de la caravana, pero además, "en el Gobierno del Estado conocen los resolutivos de la sección 22 del SNTE y uno de ellos era apoyar con el 10 por ciento del magisterio de la Mixteca a la caravana. El gobierno tiene infiltrados, 'orejas' que les informan, entonces no puede declarar que no estaban enterados. Falso. Sabían todo..."

La lectura de la brutal agresión, asentó el diputado local, "es generar un clima de violencia para endurecer la política represora, justificarla. Al presentar el clima de violencia se intenta inhibir la participación electoral".

Indicó si el gobierno era sabedor y no dio la orden de agredir, con su indiferencia dejó que los grupos paramilitares actuaran libremente en la región Triqui y ahí está el costo de la insensibilidad.

 

 

Sepultan a activista asesinada en Oaxaca

Beatriz Alberta Cariño fue velada en Huajapan de León, donde recordaron su ejemplo de fortaleza. El cuerpo de la otra víctima, Jyri Antero Jaakkola, será enviado a la ciudad de México

Olga Rosario Avendaño / Corresponsal
El Universal

Las gargantas se desgarraban con un ¡Zaaaaaaapata vive! ¡la lucha sigue! Cuando los restos de Beatriz Alberta Cariño Trujillo llegaron a la vivienda donde residía, antes de partir con los integrantes de la Caravana Humanitaria que se dirigía a San Juan Copala, en la región triqui, a unos 120 kilómetros de esta ciudad, donde además calló muerto el activista Jyri Antero Jaakkola y siguen desaparecidas seis personas, dos de ellos periodistas.

Los restos de Cariño Trujillo y Jaakkola fueron trasladados ayer miércoles del paraje Los Pinos ha Huajuapan de Léon, donde les practicaron la necropsia de Ley, misma que se llevó a cabo en el panteón municipal Gólgota, a las afueras de éste había decenas de defensores de derechos humanos de organismos como la Unión de Comunidades de la Zona Norte del Istmo (UCIZONI) y del Centro de Derechos Humanos Bartolomé Carrasco Briseño (BARCA), así como del Centro Comunitario Trabajando Unidos (CACTUS) al que pertenecía la activista fallecida.

El cuerpo de Cariño Trujillo salió del panteón de donde le practicaron la necropsia de ley en un ataúd color café para dirigirse a su vivienda que se encuentra en la calle de Mina, en el centro de esta población, donde vivió con su esposo Omar Esparza, con quien procreo dos hijas.

En esta vivienda ya la esperaban familiares y amigos, así como una corona de flores que decía: “San Juan Diquiyu está contigo Bety”, posteriormente llegó una más donde se leía  “Recuerdo Sitio Nu Savi”. Cuando el féretro entró a la vivienda, quienes la esperaban, olvidaron por un momento sus lágrimas y sacaron fuerzas para gritar a todo pulmón “Bety vive, vive, la lucha sigue, sigue”.

La emboscada se registró el pasado martes a pocos kilómetros de llegar a la población de San Juan Copala, donde se disputan el poder las organizaciones Movimiento Unificador de Lucha Triqui (MULT), Movimiento Unificador de Lucha Triqui Independiente (MULTI) y la Unión de Bienestar Social de la Región Triqui (UBISORT).

La caravana de activistas de derechos humanos y profesores determinaron ir a San Juan Copala para observar la situación de las presuntas violaciones de garantías individuales que sufren los habitantes, entre ellos 300 niños que no tienen clases desde hace cuatro meses.

Por su parte el coordinador de Pastoral Social de la Arquidiócesis de Oaxaca y fundador de BARCA, Wilfrido Mayrén Peláez, oficióuna misa de cuerpo presente, durante la cual mencionó “ahora contamos con una interventora delante de Dios, alguien que conoce de la pobreza y tristeza de los pueblos”.

Dijo que “ahora tendremos su presencia en todas partes, la huella que dejó en muchos de nosotros va a seguir dando frutos, se va a convertir en un ejemplo y en fortaleza”.

Agregó que “la lucha sigue, porque la vida no se detiene, ni el sepulcro la detiene. La muerte de Bety es el inicio de un camino, sólo pasa a otra vida, desde donde seguramente estará interviniendo por todos nosotros como lo hizo en la tierra”.

Los restos de Cariño Trujillo, serán sepultados este jueves en el panteón de Chila de las Flores, comunidad perteneciente al estado de Puebla, de donde era originaria.

Beatriz junto con su esposo Omar Esparza fundaron CACTUS, que entre sus funciones está la defensoría de los derechos humanos y en el 2008 empezaron a transmitir a través de su radiodifusora La Rabiosa, sin embargo, el 29 de agosto de ese año policías federales les decomisaron su equipo de transmisión, debido a que no contaban con el permiso correspondiente.

Uno de los objetivos de La Rabiosa era la difusión de los derechos humanos entre los habitantes de esta población, de donde es originaria la candidata a gobernadora por el Partido Unidad Popular (PUP) María de los Ángeles Abad Santibáñez.

Detalles de las agresiones sufridas

El subprocurador general de justicia en esta ciudad Wilfrido Almáraz Santibáñez, informó que después de hacerle la necropsia a Beatriz, detectaron que “tenía una lesión en la parte superior del cráneo sin orificio de salida, por lo que murió por traumatismo profundo de cráneo, con fracturas craneales de masa encéfalica producida por armas de fuego”.


Mientras que Jyri Antero Jaakkola, quien fue reclamado por personal de la Embajada en México de Finlandia “tiene dos lesiones en la cabeza sin orificio de salida” y serán los peritos quienes determinen qué tipo de armas usaron los agresores.

El personal de la Embajada de Finlandia encabezados por Seppo Tunturi solicitaron al Gobierno Estatal y Federal que se esclarezcan estos hechos, donde murió su connacional.

Tunturi explicó que el cuerpo de Jaakkola será trasladado este jueves a la ciudad de México para enviarlo a su país de origen.

Senadores del PRD, académicos y ONG exigen esclarecer la agresión en Oaxaca

La embajadora de Finlandia en México confirma la nacionalidad de uno de los muertos

Falta voluntad al gobierno para resolver un problema ancestral en San Juan Copala: legisladores

Matilde Pérez, Andrea Becerril, Víctor Ballinas, Georgina Saldierna, Laura Poy y Ciro Pérez

 

Periódico La Jornada
Jueves 29 de abril de 2010, p. 8

Senadores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), académicos y organizaciones civiles exigieron a las autoridades de Oaxaca se investigue la agresión en contra de las 22 personas que integraban la caravana de observación y ayuda que se dirigía al municipio de San Juan Copala, en la Mixteca oaxaqueña, y de la que dos personas resultaron muertas.

Luego de confirmarse el deceso del ciudadano finlandés Tyri Antero Jaakkola, la embajadora de Finlandia en México, Ulla Marianna Vaisto, informó que tres personas de la representación diplomática salieron de la ciudad de México rumbo a Juxtlahuaca, Oaxaca, para identificar el cuerpo y realizar los trámites necesarios para que el cadáver sea trasladado a su país.

En breve entrevista telefónica dijo que se comunicó con la secretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa, y con personal de la representación del gobierno de Oaxaca, a quienes también les solicitó se investiguen y esclarezcan los hechos para que los responsables de la agresión sean castigados bajo las leyes mexicanas.

La embajadora externó su tristeza por los acontecimientos y precisó que Jaakkola trabajaba en un proyecto de cooperación para el desarrollo en Oaxaca. También informó que ha recibido llamados de familiares de finlandeses que se encuentran en México, para conocer sobre su paradero y estado de salud. La diplomática dijo que, por lo pronto, no se ha considerado emitir alguna alerta por el incidente que se registró en Oaxaca, aunque ya existe una advertencia para que los viajeros tomen precauciones debido a la violencia generada por la lucha contra el crimen organizado.

Por otro lado, los senadores perredistas Salomón Jara Cruz y José Luis García Zalvidea condenaron el ataque e informaron que llevarán el caso a la tribuna en la sesión de este jueves. Expondrán que esta región es una de las más marginadas y atrasadas, a las que el gobierno del estado tiene olvidada; es de difícil acceso y es un lugar donde no hay ley ni gobernabilidad. Es una zona donde el gobierno nunca ha podido crear las condiciones para que ahí se resuelva un problema ancestral.

A este reclamo de justicia se sumaron el Centro Regional de Derechos Humanos Bartolomé Carrasco Briseño, Fundación para la Libertad de Expresión, Frente Amplio Opositor a Minera San Xavier, Centro de Apoyo Comunitario Trabajando Unidos (Cactus), Red Nacional de Resistencia Civil contra las Altas Tarifas Eléctricas, la Alianza Mexicana por la Autodeterminación de los Pueblos, así como estudiantes y profesores de posgrado en Desarrollo Rural de la Universidad Autónoma Metropolitana. Silvia Mendoza, alumna de la UAM, aseguró que entre las personas que perdieron la vida se encuentra Beatriz Cariño Trujillo, hermana de Carmen Cariño, estudiante de posgrado en desarrollo rural.

A su vez, David Cilia, padre del desaparecido fotógrafo de la revista Contralínea, del mismo nombre, narró que al llegar la mañana de ayer a Santiago Juxtlahuaca –ubicado a una hora de San Juan Copala– vio cómo las grúas de la policía estatal trasladaban los cuatro vehículos baleados, todos con impactos de bala; una Suburban blanca con el logotipo del Frente Nacional Indígena y Campesino, tenía mucha sangre en su interior.

El vehículo rentado –compacto de color gris metálico– que manejaba el fotógrafo tiene varios impactos, algunos en la parte baja del respaldo del asiento del conductor. Quiero pensar que las balas no lo tocaron, pero temo que esté herido. Aquí no hay ninguna autoridad que dé información ni a quién acudir. La policía sólo entró a San Juan Copala para retirar los cadáveres y los vehículos, pero no hay una investigación pericial, dijo.

Comentó que los números telefónicos que le proporcionaron correspondían a la delegación de la Procuraduría General de la República en Tabasco, y cuando logró comunicarse con la delegación de la PGR en Oaxaca, le respondieron que desconocían los hechos. A 40 minutos de La Sabana, en donde fue la agresión, hay un cuartel del Ejército y no hicieron ni hacen nada por detener a los agresores. La policía estatal se pasea por las calles de Juxtlahuaca como si no hubiera pasado nada. Se ve que los asesinos actuaron con impunidad y ello demuestra que el estado está reconociendo que el territorio es de los paramilitares.

Copala, la emboscada.

Roger Valle / Corresponsal enviado especial

 

Fue una caravana pacífica, el objetivo era acercarse al municipio de San Juan Copala, lugar de donde llegaban noticias alarmantes desde semanas atrás: el pueblo sitiado por un grupo paramilitar que impedía el abasto a la comunidad, escuelas cerradas, inseguridad y tiroteos constantes que llegaban hasta la sede misma del palacio municipal.

Un buen número de representantes de medios estatales (NOTICIAS, Voz e Imagen de Oaxaca), dos reporteros de la revista Contralínea (Erika Ramírez y David Cilia) y observadores de derechos humanos llegaron a la cita.

La reunión está fijada para las 8 de la mañana en el parque central de la Libertad de Expresión de Huajuapan de León.

Pocos minutos después de la cita arriba un contingente representativo de maestros afiliados a la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), todos ellos de la Mixteca, que muestran su respaldo a los integrantes de la caravana.

Es una mañana apacible, sería una tarde-noche aciaga.

10:35 horas

Representantes de medios e integrantes del grupo de comunicación de observación de Alemania y Finlandia abordan uno de los vehículos de la caravana: la camioneta Suburban identificada con el logotipo del Frente Nacional Indígena y Campesino.

Esta camioneta es asignada para encabezar la caravana conformada por seis automotores más.

Repartidos en la Caravana Humanitaria van representantes del Centro Comunitario Trabajando Unidos (Cactus), de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO).

Además, Rubén Valencia y Daniel Arellano, vocales integrante de la APPO; Meri Mononen representante de la Unión de Finlandia por la Paz, asociación afiliada a la ONU; Ana Frohnhoff, de Alemania, integrante de una organización de apoyo a indígenas; Daniel Arellano Noé N, integrante de Voces de América; David Venegas, integrante de la APPO, Joel Gálvez Vivar, corresponsal de un diario local; Roger Valle, vice presidente de la asociación de periodistas independientes de la Mixteca y corresponsal de NOTICIAS, Voz e Imagen de Oaxaca; Juri Vaakkola, de 33 años e integrante de la organización Unsi Tanli Ry de Finlandia, quien cayó muerto y Alberta Cariño Trujillo, de 30 años de edad y originaria de Chila de las Flores, Puebla.

Omar Esparza Zárate, integrante del Movimiento Indígena Zapatistas, Macario García Merino, del municipio autónomo de San Juan Copala, entre otros.

Un poco antes de las once de la mañana la caravana parte hacia San Juan Copala.

La violencia generada en aquella zona es por el control político intermunicipal entre el Movimiento Unificador de Lucha Triqui (MULT), el Movimiento Unificador de Lucha Triqui Independiente (MULTI) y la Unión de Bienestar Social de la Región Triqui (UBISORT), esta última de filiación priísta.

Los vehículos

Los vehículos que integran la caravana son: una camioneta Nissan de color roja sin placas de circulación; un Volkswagen color verde; un Dodge de color azul, con placas de circulación 4761-TND, del estado de Quintana Roo; Ford Explorer de color negro, con placas de circulación EAU 51-87 del estado de Chihuahua y una camioneta Ranger color blanca sin placas de circulación.

Signos desalentadores

13:45

La Caravana Humanitaria hace un alto momentáneo a la altura de la gasolinera ubicada en la carretera federal 135 Putla-Juxtlahuaca

Los integrantes del grupo intercambian rápido diálogo; se decide arribar hasta la comunidad de San Juan Copala.

Sin embargo, Omar Esparza Zárate reporta que contaba con informes de que tres mujeres fueron secuestradas en la zona y se desconoce su paradero.

Los representantes de las organizaciones escuchan la advertencia: en caso de que se detecte que el camino está bloqueado, lo preferible es desistir de arribar hasta la comunidad.

Lluvia de plomo

13:55

En el paraje Los Pinos, los conductores de los seis vehículos se percatan que la carretera está bloqueada con piedras.

Representantes de medios intentaban bajar de los vehículos: "pretendíamos realizar algunas tomas fotográficas; sin embargo, alguien advierte y avisa sobre que hay gente armada en los cerros".

"Una lluvia de balas cae sobre nosotros, buscábamos cómo esquivar el fuego, solo vi que un extranjero cae muerto por recibir un disparo en la cabeza; era el odio de los victimarios que, a sangre fría, trataban matarnos", señala un miembro de la Caravana Humanitaria

Hubo gritos de las mujeres del convoy, hay desesperación y pánico.

Tomados por sorpresa y sin coordinación, cada quien busca salvar la vida.

Es un instante eterno, una pequeña tregua, momento en que dejaron de disparar, los francotiradores cambian el cargador del arma: "Es en ese instante cuando aprovechamos para salir corriendo, pero las balas seguían tras de nosotros".

Era la desbandada "en la fuga se tomaron diferentes caminos, sólo se escuchaban detonaciones de los cuernos de chivos que zumbaban las balas al romper el aire, a unos los alcanzaron y los llevaron presos, hacia el río, otros buscaron la forma de salvar su vida, parecía una zona de guerra, donde el enemigo de los defensores de derechos humanos y de los medios de comunicación tenían la ventaja".

Zona de guerra

Quienes salvaron la vida narran que se podía notar la presencia de decenas de hombres fuertemente armados que rodeaban la comunidad de San Juan Copala, "por lo que nos parapetamos y después de cuatro horas decimos salir y, a rastras, recorrimos 40 metros, pero lamentablemente fuimos capturados".

Los apresados por el grupo paramilitar fueron retenidos por dos horas. Los líderes dialogaban y finalmente dejaron libres a periodistas y activistas.

"Nos dijeron que nos perdonaban la vida".

Una de las victimas

En entrevista, Joel Gálvez Vivar, corresponsal de uno de los diarios estatales, indicó que sólo escuchó el suspiro de Alberta Cariño, quien cayó muerta a su lado.

Gálvez Vivar buscó salir ileso, de manera desesperada saltó por la ventana de atrás del vehículo en donde era transportado. Debió caminar por kilómetros para alejarse del lugar y logró ponerse a salvo.

Los muertos

  • Juri Vaakkola, de 33 años integrante de la organización Unsi Tanli Ry de Finlandia
  • Alberta Cariño Trujillo, de 30 años de edad y originaria de Chila de las Flores, Puebla, del Centro Comunitario Trabajando Unidos (Cactus)

 

El Boletin de la Caravana al Municipio Autonomo San Juan Copala

El día de hoy 26 de abril del 2010, San Juan Copala se encuentra sitiada, no hay luz eléctrica, han cortado el agua, no hay clases desde enero en las escuelas de la comunidad, no hay medico, cuando las mujeres salen en busca de agua o comida las mujeres son acosadas por los paramilitares que ahí existen, hay un reten permanente en la comunidad y el estado de sitio no permite la vida. Por eso el día de hoy ante la permanente violación a los derechos humanos elementales y ante el clima de hostilidad y las continuas agresiones contra el Municipio Autónomo de San Juan Copala, planteamos una Caravana de cobertura y respaldo al proceso de organización autónoma y libre autodeterminación del municipio de San Juan Copala.

Este 26 de abril de 2010 una parte de quienes formamos la Caravana ha llegado a la Ciudad de Huajuapan de León, integrada por la comisión de territorio de VOCAL así como Observadores de Derechos Humanos venidos de Europa: (Finlandia, Italia, Bélgica y Alemania). Para después dirigirse hacia el Municipio Autónomo de San Jan Copala.

Asimismo hacemos de su conocimiento que el día de mañana llegan personas y organizaciones integradas en la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) y de la Sección 22 del magisterio oaxaqueño, así como una delegación más amplia de observación internacional.

La caravana tiene por objetivos brindar un apoyo activo a la autoorganización del Municipio Autónomo de San Juan Copala y su lucha por unir al pueblo triqui, así como contribuir a detener cualquier tipo de agresión contra la comunidad, rompiendo el cerco mediático, a la vez de documentar la situación prevaleciente en la zona, para este fin la caravana es realizada por compañeros del movimiento social oaxaqueño, participación de observadores internacionales de derechos humanos y existe además un acompañamiento de compañeros de la región Mixteca, en particular del Centro de Apoyo Comunitario Trabajando Unidos, CACTUS, de la Red de Radios y comunicadores Indígenas del Sureste Mexicano.

Así mismo la declaración que realizo Refino Juárez dirigente de la UBISORT algunos medios de comunicación en donde establece que bajo ninguna circunstancia permitirán la entrada de ninguna caravana, que no se hacen responsables de lo que les pueda pasar, por lo que hacemos responsable al Gobierno de Ulises Ruiz de cualquier agresión que puedan sufrir los comunicadores y los observadores de derechos humanos, así también exigimos a Evencio Martínez, quine están obligados a garantizar el trancito de esta comisión de observación y de medios, sin ninguna condición ni amenaza de tal naturaleza como lo hace la Unidad de Bienestar Social de la Región Triqui.

Hacemos un llamado a mantenerse al pendiente de los trabajos de esta Caravana a su paso por la región Mixteca de Oaxaca con rumbo al Municipio Autónomo de San Juan Copala.

Consideramos que la lucha del Municipio Autonomo de San Juan Copala no es una lucha aislada, se enmarca en la lucha por la defensa de la tierra y el territorio que se esta librando a lo largo y ancho de nuestro estado de Oaxaca, contra el despojo impulsado por el mal gobierno y empresas transnacionales.

Comisión de observación Internacional

Voces Oaxaqueñas Construyendo Autonomía y Libertad (VOCAL)

Centro de Apoyo Comunitario Trabajando Unidos (CACTUS)

Red de Radios y comunicadores del Sureste Mexicano.

Huajuapan de León Oaxaca a 26 de abril de 2010

 


Publicado por solaripa69 @ 12:57
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios