Lunes, 28 de junio de 2010

Tres ind?genas heridas en San Juan Copala

Octavio V?lez Ascencio

Corresponsal

Peri?dico La Jornada
Oaxaca, Oax., 27 de junio. Un grupo paramilitar vinculado a la Uni?n de Bienestar Social de la Regi?n Triqui (Ubisort) hiri? anoche a las ind?genas Marcelina de Jes?s L?pez, Celestina Cruz y a la ni?a Miriam Mart?nez, de ocho a?os de edad, durante un nuevo ataque con armas de fuego ocurrido anoche en el municipio aut?nomo de San Juan Copala, en la regi?n de la Mixteca.

El vocero de la autoridad local, Casimiro Mart?nez Aguilar, dijo que los atacantes se parapetaron en las instalaciones del antiguo cuartel militar, en una loma cercana, y desde ah? abrieron fuego cerca de las 20 horas, cuando las v?ctimas sal?an del palacio municipal tras dialogar con el alcalde Jes?s Mart?nez.

Gobierno de Oaxaca utiliza a medios para favorecer a Eviel

Redacci?n/SDP
El gobierno de Oaxaca usa dinero p?blico para operar desde diarios locales la campa?a a favor de Eviel P?rez Maga?a, lo cual incluye la difusi?n de una encuesta de Mitofsky que favorece al candidato priista.

Oaxaca.- A trav?s de un correo electr?nico 'maquillado', la oficina de Comunicaci?n Social de Gobierno del Estado de Oaxaca env?a a diarios locales la encuesta de Mitofsky que dice favorecer al candidato del PRI Eviel P?rez Maga?a.

?

De acuerdo con informaci?n filtrada por una persona cercana a la dependencia, por ?rdenes 'superiores' los resultados de la encuesta que favorece al candidato oficial Eviel P?rez Maga?a, debe ser difundida "en una plana" por los diarios que muestran inclinaci?n por el aspirante tricolor.

?

La misma fuente que pidi? el anonimato revel? que existe un contrato especial con el diario DESPERTAR DE OAXACA, desde donde se orquestan los 'golpes bajos' en contra del candidato de la coalici?n Unidos por la Paz y el Progreso, Gabino Cu? Monteagudo.

?

De acuerdo con la fuente el peri?dico es controlado con el coordinador de los diputados federales de Oaxaca, Hector Pablo Ram?rez Leyva, quien tiene a su servicio a Alfredo Mart?nez de Aguilar, director general del peri?dico. Por tal motivo en los ?ltimos dos meses DESPERTAR ha intensificado las descalificaciones en contra de la oposici?n.

?

Tambi?n se?al? que existen documentos que demuestran que los salarios de los trabajadores del peri?dico son cubiertos por la misma n?mina de Ciudad Administrativa -complejo que alberga oficinas de dependecias del gobierno de Oaxaca-, y de los pagos excesivos que realiza la oficina de Comunicaci?n Social de Gobierno del Estado para favorecer a los directivos del medio por encabezar el "cuartel de guerra".

Cabe mencionar que Mitofsky retir? de su portal de internet casi todos los resultados de sus encuestas estatales alegando respeto por las leyes electorales, excepto los resultados de? Oaxaca, los cuales fueron presentados 3 d?as antes que el resto de los estudios.

?

Denuncian a priistas armados en Oaxaca

Escrito por Reforma ??

Lunes 28 de Junio de 2010 07:45

Redacci?n. 28/0610. Integrantes de la coalici?n Por la Paz y el Progreso, que postula a Gabino Cu?, a la Gubernatura del Estado, denunciaron este domingo que presuntos brigadistas del PRI armados iniciaron un operativo para colocar propaganda en contra del candidato a diputado plurinominal de la alianza opositora, Flavio Sosa. Miembros de la casa de campa?a de Cu? -abanderado del PAN, PRD, PT y Convergencia- dieron aviso a la Polic?a estatal, la cual inici? un operativo sobre la Avenida Porfirio D?az, en la Colonia Reforma de esta capital.

Tras un primer peinado en la zona, localizaron a tres j?venes en posesi?n de varias bolsas que conten?an carteles con la leyenda "?Quieres a Flavio Sosa como diputado? Yo no".

Los elementos retuvieron a los supuestos brigadistas, a quienes practicaron una revisi?n.

Sin embargo, los j?venes fueron liberados, luego de constatar que no portaban armas.

De acuerdo con los representantes de la coalici?n -quienes videograbaron el operativo-, los simpatizantes del tricolor no pudieron ser arrestados ya que qui?n portaba el arma logr? darse a la fuga antes del arribo de la Polic?a.

Flavio Sosa, ex dirigente de la APPO, fue postulado por la coalici?n en el lugar n?mero uno de la lista de diputados locales de representaci?n proporcional.

?

La cuesti?n del voto

Gustavo Esteva

Las campa?as electorales est?n aumentando la tradicional desconfianza en candidatos y partidos. Un n?mero creciente de ciudadanos se da cuenta de que el resultado de las elecciones en puerta ser? irrelevante. Ning?n candidato o partido podr? alterar sus realidades y sus esperanzas? salvo para empeorarlas.

No hay en esto novedad. Esta situaci?n caracteriza peri?dicamente el ?nimo p?blico de las ?ltimas d?cadas y produce habitualmente apat?a e indiferencia. La gente abandona las urnas, como acaba de ocurrir en Colombia, para beneficio de candidatos y partidos que apuestan a su voto duro, a los electores que controlan por las buenas o por las malas. Perder?an si hubiera una afluencia masiva de votantes.

Una de las reacciones ante esta situaci?n consiste en ridiculizar el proceso electoral mismo, para descalificar a las clases pol?ticas. El mes pasado gan? en Islandia el Partido Mejor, creado poco antes por Jon Gnarr, un conocido c?mico que abandon? temprano la escuela y se hizo punk. Entre las promesas de campa?a de su partido estuvieron: osos polares para el zool?gico, toallas gratuitas en las albercas p?blicas y un Congreso sin adicci?n a las drogas.

El voto de protesta, que hizo a Gnarr alcalde de la capital donde vive la tercera parte de los islandeses, no fue un voto a ciegas. Gnarr es anarquista confeso y revela tambi?n que no entiende bien en qu? se ha metido. Pero que algo sea divertido no significa que carezca de seriedad, dice Gnarr. Adem?s de su inteligencia y su capacidad de expresar el sentimiento actual de la mayor?a de la gente (?por qu? debemos pagar lo que nunca nos gastamos?), ganaron votos su actitud moral y su responsabilidad pol?tica. Como buen anarquista, contra el prejuicio general, busca traer orden al caos actual y forjar un aut?ntico estado de derecho.

Entre nosotros, secuestrada la comicidad y el rid?culo por los propios candidatos, se ha estado fortaleciendo la reacci?n que consiste en confiar en las propias fuerzas, en la organizaci?n desde abajo. Se trata de basar la lucha por la libertad y la justicia en la autonom?a econ?mica y pol?tica. Se trata tambi?n de reorganizar la sociedad desde su base, desmantelando las obsoletas instituciones del Estado. Para quienes est?n concentrados en ese empe?o, las elecciones son b?sicamente irrelevantes. No se distraen con ellas, salvo para resistir los hostigamientos y manipulaciones que habitualmente las acompa?an.

Hay casos, sin embargo, en que la situaci?n local les causa perplejidad. En Oaxaca, por ejemplo, se han acumulado las razones para despreciar el proceso electoral: las experiencias recientes de fraude sistem?tico y continuado, el nivel abyecto y c?nico que ha alcanzado la campa?a del guardaespaldas de Ulises Ruiz y de sus secuaces, la confusa alianza de toda la oposici?n pol?tica, los preparativos evidentes de un nuevo fraude?

Sin embargo, tambi?n est? en la memoria de la gente la eficacia del voto de castigo, en 2006, cuando a pesar de todas las intimidaciones y manipulaciones el PRI perdi? 10 de los 12 distritos electorales y su candidato presidencial cay? al tercer lugar. Aunque Ulises Ruiz revirti? estos resultados en las elecciones locales posteriores comprando candidatos de todos los partidos, muchos piensan que vale de nuevo la pena emplear la trinchera electoral para deshacerse del grupo mafioso que se enquist? en el poder.

Se est? extendiendo la movilizaci?n para vigilar las elecciones. La gente se da cuenta de que un nuevo fraude podr?a desatar reacciones de consecuencias imprevisibles, incluyendo formas de guerra civil que ya est?n apareciendo en peque?a escala. Para impedir el fraude, empero, lo m?s importante es votar. Y ahora piensan en hacerlo hasta aquellos que mantienen su profunda desconfianza en el aparato institucional y en las elecciones mismas, y que no est?n dispuestos a depositar su esperanza en alg?n candidato o partido.

En esta ocasi?n, en Oaxaca, muchos electores no votar?n por la esperanza de un cambio, porque la mayor?a sigue pensando que los cambios que interesan s?lo pueden provenir de la propia gente, de los ciudadanos, no de sustituciones all? arriba. Votar?n para deshacerse de un grupo mafioso y autoritario, cuyos atropellos continuos son ya insoportables. Votar?n tambi?n para imponer al nuevo gobernador formas de cogobierno con los ciudadanos y los pueblos indios, que ofrezcan condiciones m?s propicias para la transici?n pol?tica pac?fica y democr?tica que se est? tejiendo desde abajo y a la izquierda.

Y as?, el 4 de julio podr?a producirse, en Oaxaca, la paradoja de que el triunfo de la oposici?n se deba a la afluencia masiva de votantes? que no creen en las elecciones.

?


Publicado por solaripa69 @ 10:18
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios