Viernes, 02 de julio de 2010

Intervenci?n federal dio fin a zancadillas de la SSP y de Pe?a Nieto

Salen del Altiplano los 3 dirigentes, luego de horas de jaloneos

Estamos bien y m?s fuertes: Ignacio del Valle

Israel D?vila y Blanche Petrich

Corresponsal y enviada

Peri?dico La Jornada
Viernes 2 de julio de 2010, p. 2

Almoloya de Ju?rez, 1? de julio. Las zancadillas entre la Secretar?a de Seguridad P?blica y el gobierno mexiquense, que estuvieron a punto de echar por tierra la orden de la Suprema Corte de Justicia de la Naci?n de excarcelar en forma inmediata y sin excepciones a los tres l?deres de San Salvador Atenco fue superada ayer por la tarde mediante la intervenci?n al m?s alto nivel del gobierno federal.

Finalmente, a las 21:30 horas, en la garita del penal del Altiplano aparecieron las primeras se?ales: primero Felipe ?lvarez y en seguida Ignacio del Valle.

Posteriormente sali? H?ctor Galindo, sobre quien pesaba a?n un proceso penal en un juzgado federal por ataques a las v?as de comunicaci?n. Aunque la fianza se pag? esta tarde, tr?mites administrativos retrasaron su liberaci?n, lo que por un momento enturbi? el entusiasmo de todos.

Cuatro a?os de lucha por la libertad de los presos pol?ticos culminaba con un triunfo del movimiento popular. ?Se ve, se nota, en Atenco no hay derrota!, era la consigna que retumbaba cada vez m?s sonora. Con m?s canas que hace cuatro a?os, seguramente m?s curtido, el dirigente campesino que fue considerado enemigo p?blico n?mero uno por el gobierno de Enrique Pe?a Nieto, se quit? la sudadera azul reglamentaria del penal y se puso la camiseta negra que le entreg? su mujer, Trinidad Ram?rez; el sombrero de palma; el paliacate rojo y el machete. Una vez investido con los s?mbolos de los macheteros, dijo: Estoy aqu?, estamos bien y m?s fuertes.

Fue un d?a largo; mejor dicho, dos d?as en vela, en tensi?n constante por el temor de que la palabra empe?ada no fuera al final cumplida. El pu?ado de simpatizantes que resisti? las 24 horas de incertidumbre y espera vio compensada su paciencia con sobredosis de emociones, l?grimas y abrazos.

Entre este mi?rcoles y jueves hubo momentos en que la resoluci?n de los magistrados de la primera sala de la SCJN parec?a que iba a naufragar. Al recibir de la secretar?a general de gobierno de Toluca la notificaci?n sobre la libertad inmediata de los presos, el director del Cefereso de m?xima seguridad del Altiplano, Juan Alberto Montoya Aguado, procedi? a revisar de punta a cabo los expedientes. A lo largo de toda la noche, varios funcionarios mexiquenses desfilaron por la garita del penal cargados de voluminosos legajos. A primera hora se supo que Montoya Aguado hab?a enviado oficios a los juzgados de Toluca y Texcoco pidiendo indagar sobre la probable existencia de causas pendientes. Seg?n denunci? a primera hora del d?a Leonel Rivero, abogado defensor, este funcionario no tiene atribuciones legales para proceder de esta manera.

Para los familiares de los presos y su equipo de defensores, era evidente la intenci?n de bloquear la resoluci?n de la Corte. Trascendi? entonces que intermediarios de buena fe en el conflicto de Atenco hicieron una llamada muy tempranera a la Secretar?a de Gobernaci?n, poniendo en aviso a ?sta sobre la conducta de las autoridades penitenciarias. Un alto personero de la dependencia a cargo de Fernando G?mez Mont prometi? intervenir para agilizar el procedimiento. Sin embargo, ocho horas despu?s, un nuevo actor a?ad?a otro obst?culo al proceso de liberaci?n.

A las tres de la tarde, un escueto comunicado de la Secretar?a de Seguridad P?blica federal confirmaba insistentes rumores sobre nuevas causas penales abiertas en el fuero com?n contra los tres l?deres de Atenco, y sus respectivas ?rdenes de aprehensi?n.

En tres ocasiones, durante tres d?as consecutivos, el gobernador Pe?a Nieto hab?a afirmado categ?rico que tales causas y ?rdenes no exist?an. La SSP lo desment?a abiertamente.

A la vista del comunicado mencionado, pareci? evidente que, por el momento, los tres presos del Altiplano no alcanzar?an su libertad. Trinidad Ram?rez y el abogado Rivero convocaron a la prensa para explicar que el escenario m?s probable ser?a que la autoridad mexiquense fuera a cumplimentar las ?rdenes de aprehensi?n esta misma noche en el interior del penal. Pero que de inmediato se recurrir?an. Tenemos plena confianza de lograr el auto de libertad en un plazo m?ximo de 72 horas, dijo Rivero.

Trini alent? a su gente. ?Esto no es una derrota ?expres?; no nos vamos a ir a llorar al pueblo; vamos a volver, vamos a seguir la lucha legal y popular. Y claro que tambi?n vamos a arrancarles la libertad de Nacho, Felipe y H?ctor?. Todos abordaron los autobuses y emprendieron la triste marcha de regreso a casa.

No hab?an avanzado m?s de 500 metros cuando varios telefonazos los hicieron dar media vuelta. Una intervenci?n al m?s alto nivel del gobierno federal hab?a logrado doblegar el ?nimo de quien hab?a intentado boicotear la resoluci?n de la Suprema Corte.

Provocaci?n, el intento de fincar nuevos cargos: campesinos

Javier Salinas, corresponsal

?

Peri?dico La Jornada
Viernes 2 de julio de 2010, p. 2

San Salvador Atenco, M?x., 1? de julio. Pobladores de San Salvador Atenco y simpatizantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), que esperaron a sus dirigentes, Ignacio del Valle, Felipe ?lvarez y H?ctor Galindo, durante m?s de 30 horas en la explanada principal de ese municipio, recibieron anoche con indignaci?n la noticia de que ninguno de los tres ser?a liberado, por existir otros procesos en su contra, adem?s del que se les sigui? por secuestro equiparado.

Los atenquenses calificaron como una provocaci?n el fincarles nuevos procesos a sus l?deres. Advirtieron que llevar?n su resistencia hasta las ?ltimas consecuencias, hasta ver en libertad a todos sus compa?eros.

Las ?ltimas horas en Atenco fueron de contrastes. Durante la noche del mi?rcoles y la madrugada del jueves, cientos de pobladores se reunieron en la explanada del poblado, donde se instal? un templete y un equipo de sonido, y en una enorme manta se le?a: Bienvenidos, compa?eros, a su pueblo.

Acompa?ados por representantes de diversas organizaciones sociales, los lugare?os realizaron un mitin en espera de sus dirigentes. S?lo en la madrugada, dos de los nueve reos que salieron del penal Molino de Flores acudieron a Atenco, y fueron recibidos entre algarab?a y consignas. S?lo faltaban Ignacio del Valle, Felipe ?lvarez y H?ctor Galindo. La espera fue larga y no llegaban.

Ya por la ma?ana de este jueves, la mayor?a de pobladores, que hab?an dormido poco, a?n emit?an consignas. Al filo de las 12:30 horas, una comisi?n de 30 miembros del FPDT parti? a bordo de varios veh?culos con rumbo al penal del Altiplano, para apoyar a sus compa?eros.

Los pronunciamientos en la explanada de San Salvador Atenco se hicieron m?s fuertes a lo largo del d?a, e incluso se responsabiliz? al gobernador del estado de M?xico, Enrique Pe?a Nieto, de pretender mantener presos a los activistas.

Cuando se difundi? que ninguno de los tres dirigentes saldr?a libre, la indignaci?n fue evidente entre los pobladores. Comenzaron las reuniones para definir un plan de acci?n y responder a las estrategias de los gobiernos federal y estatal. No es posible que esto suceda; el gobierno quiere acabarnos a toda costa, pero ahora le decimos que eso no ocurrir? y que, por el contrario, seguiremos luchando, dijeron.

Estos graves hechos no deben quedar en la impunidad, dice Amnist?a Internacional

De la redacci?n

?

Peri?dico La Jornada
Viernes 2 de julio de 2010, p. 3

En medio de versiones encontradas sobre la liberaci?n de los l?deres de Atenco, ordenada la v?spera por la Suprema Corte de Justicia de la Naci?n (SCJN), diversas organizaciones civiles pasaron de una primera celebraci?n a fuertes y severos cuestionamientos a la Secretar?a de Seguridad P?blica federal, que durante el d?a pretendi? imponer objeciones jur?dicas para liberarlos de inmediato.

En el inicio del d?a de ayer, cuando se daba por hecho la excarcelaci?n, y antes del primer comunicado de la SSP federal, que la pon?a en riesgo, Amnist?a Internacional (AI) y varios organismos de derechos humanos celebraron la decisi?n de la Corte de ordenar la liberaci?n inmediata de las 12 personas detenidas desde 2006 por el supuesto secuestro de funcionarios y polic?as en San Salvador Atenco, estado de M?xico.

Reparaci?n de da?os

Todos expresaron benepl?cito por la decisi?n de los ministros de la primera sala del m?ximo tribunal, pero tambi?n demandaron reparar a las v?ctimas el da?o por el indebido uso del sistema de justicia y que se garantice que los funcionarios responsables rindan cuentas. Estos hechos tan graves no se pueden dejar en el olvido y la impunidad, subray? AI.

Apunt? tambi?n que el mandato de la Corte no deber?a significar el fin de este caso, sino que deber?a servir de plataforma para resarcir a las v?ctimas por el uso indebido del sistema de justicia y para garantizar que los funcionarios responsables de esta grave injusticia rindan cuentas.

Sostuvo que es hora de garantizar una investigaci?n imparcial y a fondo de todos los funcionarios implicados. Terminar con la impunidad en casos como ?stos es esencial para que el sistema de justicia deje de ser instrumento para reprimir activistas sociales, opositores y defensores de derechos humanos.

Ya por la tarde, tras el comunicado de que ninguno de los tres l?deres del FPDT ?Ignacio del Valle, Felipe Alvarez y H?ctor Galindo? saldr?a libre, porque ten?an procesos judiciales pendientes, distintos al que hab?a citado la Corte, las organizaciones defensoras de derechos humanos criticaron la decisi?n del gobierno federal, particularmente la posici?n obstinada de la SSP federal de querer mantener bajo castigo a los luchadores sociales.

Dichos cuestinamientos fueron expresados por el sacerdote Miguel Concha, presidente del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria; ?dgar Cortez, del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia (IMD HD); Adri?n Ram?rez, presidente de la Liga Mexicana de Defensa de los Derechos Humanos, y Juan Carlos Guti?rrez, de la Comisi?n Mexicana de Defensa y Promoci?n de los Derechos Humanos.

El padre Concha subray? que, en el fondo, lo que sigue presente es la intenci?n de castigar y penalizar la protesta social. Hay la voluntad pol?tica de criminalizar la protesta social y no respetar el estado de derecho. Ese es el fondo: amedrentar y perseguir a quienes protestan; contin?a la venganza.

En tanto, Miguel Carbonell, del Instituto de Investigaciones Jur?dicas de la UNAM, se?al? que la liberaci?n de las 12 personas que a?n estaban presas por los hechos ocurridos en Atenco ?el 3 y 4 de mayo de 2006? no pone punto final al clamor de justicia por las violaciones a derechos humanos en ese municipio. A?n hay pendientes, como el castigo a los responsables de la represi?n y violaciones sexuales contra mujeres, a los funcionarios que integraron mal las averiguaciones previas y a los jueces que con ligereza dictaron sentencia.

Agreg? que en este caso, la criminalizaci?n de la protesta social no fue pol?tica, sino jur?dica, porque de manera irregular, pobre y endeble, se us? el derecho para fines que no son propios y as? encarcelar m?s de cuatro a?os a una decena de personas, lo que viola derechos humanos.

Carbonell consider? que la resoluci?n de la Corte es congruente y manda un mensaje claro a la PGR y a los jueces que conocieron los casos: Deben ser m?s cuidadosos al admitir ciertas pruebas en un proceso y ser m?s responsables para culpar a alguien de un delito. La decisi?n reflej? falta de pericia y profesionalismo (del MP y juzgadores).

Mientras tanto, el presidente de la Comisi?n de Derechos Humaos de la C?mara de Diputados, Rub?n Moreira, consider? que la liberaci?n de los l?deres representa un acicate al Congreso federal y a la SCJN, porque deja al descubierto que se lleva a juicio a personas que con los a?os resultan inocentes.

El legislador pri?sta consider? que se debe hacer una reflexi?n sobre c?mo se imparte la justicia en M?xico, porque a?n sin prueba se enjuicia a ciudadanos inocentes y, lo peor, con ello se criminaliza la protesta social: independientemente de que hayan salido en libertad los integrantes del frente, pasaron demasiado tiempo en la c?rcel; es un asunto similar al de las ind?genas acusadas de secuestrar a polic?as federales en Quer?taro y al de los funcionarios detenidos en Michoac?n.

La secretaria general del PRD, Hortensia Arag?n, dijo que la retenci?n de los l?deres es un acto de revanchismo de las autoridades. Se?al? que Ignacio del Valle es una piedra en el zapato tanto para Felipe Calder?n como para Enrique Pe?a Nieto.

?

Niegan amparo a Fidel Herrera; est? acusado de delitos electorales
Regina Mart?nez

JALAPA, Ver., 1 de julio (apro).- El Juzgado Decimoquinto de Distrito, a cargo del juez Luis Manuel Villa Guti?rrez, neg? la protecci?n de la justicia federal al gobernador Fidel Herrera Beltr?n, quien de esa manera buscaba protegerse contra las acusaciones que pesan en su contra por la presunta comisi?n de delitos electorales.

De acuerdo con la relaci?n de expedientes que se encuentran en el ?rea de estrados de la Suprema Corte de Justicia de la Naci?n (SCJN) para consulta, el juez Villa Guti?rrez neg? los actos reclamados por el gobernador veracruzano y el resto de los coacusados, aunque en el expediente 789/2010 del estado de Veracruz, no aparecen los nombres de los promotores del amparo.

Herrera Beltr?n promovi? el pasado 25 de junio dos amparos, el primero relacionado contra una orden de comparecencia, y,? el segundo, contra una orden de presentaci?n, ambas giradas por el agente del Ministerio P?blico de la Federaci?n, con base en las averiguaciones previas iniciadas en su contra por la presunta comisi?n de delitos electorales.

De acuerdo con la misma informaci?n difundida en los estrados de la SCJN, los expedientes de origen quedaron registrados en las averiguaciones previas 538/Fepade/2010 y 571/Fepade/2010, en las que se se?ala como parte denunciante a la Procuradur?a General de la Rep?blica (PGR) y otros (tampoco se menciona cu?les o qui?nes son).

El diputado local por Convergencia, Sergio Vaca Betancourt, dio a conocer la informaci?n anterior y explic? que todo indica que Herrera Beltr?n fue citado a comparecer ante el agente del Ministerio P?blico y no se present?, por lo que decidi? ampararse por supuestas violaciones a garant?as individuales.

Sin embargo, dijo, el agente del Ministerio P?blico Federal luego de aceptar los escritos y alegatos presentados por la parte quejosa, en este caso la PGR y dem?s denunciantes, gir? orden de presentaci?n contra Herrera Beltr?n y otros denunciados, la cual estaba programada para el 30 de junio, pero por alguna raz?n fue diferida para otra fecha.

Con base en los datos del mismo listado de expedientes, dijo Vaca Betancourt, la demanda fue admitida el pasado 25 de junio, y la audiencia constitucional que estaba programada para el d?a ?ltimo de junio, se pospuso para? las 11:00 horas del pr?ximo 9 de julio.

Herrera Beltr?n tendr? que presentarse a declarar, ya sea ante el agente del Ministerio P?blico federal o ante la Fiscal?a Especializada en Atenci?n a Delitos Electorales (Fepade), afirm? el legislador.

Tras hacerse p?blica est? informaci?n, el Comit? Directivo Estatal (CDE) del PAN, consider? que los amparos interpuestos ante una autoridad federal ?demuestran? que Fidel Herrera pretende ?amarrarse el dedo antes de que se lo corten y se est? amparando porque algo teme?.

En conferencia de prensa, el secretario general del CDE del PAN, subray? que, hasta hoy, ?nunca hab?amos tenido conocimiento que un gobernador se hubiera amparado como cualquier delincuente y, como dice el dicho, el que nada debe nada teme?.

En este caso, apunt?, ?algo debe porque algo teme, por lo tanto, creo que Fidel Herrera s? la debe y lo est? demostrando a trav?s de los amparos promovidos ante la justicia federal, y porque sabe que s? cometi? delitos de car?cter electoral, sabe su culpa y se est? preparando?.

Herrera Beltr?n fue denunciando por los partidos PAN y PRD por delitos electorales, luego de que el dirigente nacional panista difundiera un par de audios, que exhiben c?mo al mandatario tiene metidas las manos en el proceso electoral.?

Provocaci?n y venganza

A pesar de la contundencia del fallo emitido el mi?rcoles pasado por la Suprema Corte de Justicia de la Naci?n (SCJN), en el que se orden? la inmediata excarcelaci?n de los 12 dirigentes y activistas de San Salvador Atenco que permanec?an en prisi?n desde 2006, acusados y sentenciados con base en imputaciones inventadas e improcedentes, y tras la liberaci?n de nueve de los presos, la Secretar?a de Seguridad P?blica (SSP) federal sac? de sus archivos cuatro causas penales distintas a aquella que juzg? y desech? el m?ximo tribunal del pa?s, tres de ellas del fuero com?n y originadas en 2006 (robo agravado, lesiones y da?o en los bienes p?blicos y despojo) y una m?s, del fuero federal, que data de 2008: ataques a las v?as de comunicaci?n. Con esos elementos el gobierno federal mantuvo en la c?rcel a tres de los inculpados: Ignacio del Valle Medina, Felipe ?lvarez Hern?ndez y H?ctor Galindo Gochicoa, hasta las ?ltimas horas de ayer, y gener?, en forma por dem?s innecesaria, un ambiente de incertidumbre y exasperaci?n.

Es pertinente recordar que, en su fallo y en sus posicionamientos, los ministros de la SCJN se?alaron que las sentencias solicitadas e impuestas a los atenquenses fueron una forma maquilladamente institucional de criminalizar la protesta social (y) de castigar el ser oposici?n; que los procesos respectivos pusieron en entredicho la forma en la que el Estado trata la libertad personal, la libertad de asociaci?n y expresi?n de los l?deres sociales, que la Procuradur?a de Justicia del Estado de M?xico (PGJEM) finc? las acusaciones a partir de premisas falsas y endebles, adem?s de que utiliz? pruebas il?citas, y que la autoridad actu? con una ideolog?a totalitaria donde el ejercicio de los derechos de libertad de expresi?n y reuni?n generan la falsa presunci?n de peligrosidad y despliegue de conductas consideradas delito por los integrantes de dicha organizaci?n, sin que interese si se encuentran o no debidamente acreditadas. En suma, los magistrados que revisaron el caso descalificaron la pr?ctica del poder p?blico de inventar delitos comunes contra luchadores sociales.

En los casos de Del Valle, ?lvarez y Galindo, sin embargo, la SSP federal, lejos de acatar el fallo, persisti? en la conducta previamente reprobada por la SCJN al hacer aparecer una imputaci?n fechada en 2008 y que, por lo visto, no hab?a sido cursada hasta ayer, en lo que constituye una actitud tramposa y de inaceptable mala fe que no parece tener m?s prop?sito que incrementar las tensiones generadas por el conflicto de Atenco y convertir en estallido un enojo que tiene muchas m?s ra?ces que los aberrantes procesos que convirtieron en presos pol?ticos a 12 de los atenquenses. Cabe recordar que, durante la represi?n de mayo de 2006 en Texcoco y Atenco, autoridades federales y estatales cometieron multitud de violaciones graves a los derechos humanos de decenas de personas ?documentadas en su momento por medios informativos y por organismos humanitarios de M?xico y del extranjero?, y que hasta la fecha tales atropellos permanecen impunes.

En resumen, la SSP federal enturbi? y ensuci? hasta donde pudo el cumplimiento de un fallo inapelable que restitu?a, as? fuera parcialmente, el sentido de justicia ignorado por las autoridades durante m?s de cuatro a?os.

Finalmente, adem?s de felicitarse por la liberaci?n ?as? fuera innecesariamente tard?a? de las 12 v?ctimas de la injusticia, cabe preguntarse de qu? manera la actitud gubernamental referida, percibida por la sociedad como expresi?n de un esp?ritu de venganza y de provocaci?n, puede impulsar los exhortos al di?logo formulados unas horas antes por el titular del Ejecutivo federal, Felipe Calder?n, para enfrentar con unidad a la criminalidad organizada: si las autoridades se empecinan en tratar como delincuencia a disidencias, oposiciones pol?ticos y movimientos sociales, ellas mismas propician su soledad en la lucha contra los verdaderos delincuentes.

?


Publicado por solaripa69 @ 11:57
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios