Martes, 06 de julio de 2010

Pe?a Nieto, el gran perdedor

Luis Hern?ndez Navarro

Hace apenas una semana, en el cierre de campa?a del candidato a gobernador Eviel P?rez Maga?a en la cuenca del Papaloapan, ante una multitud de cerca de 20 mil simpatizantes, Enrique Pe?a Nieto dijo: En Oaxaca iniciar? la brecha donde haremos el camino para que regrese el PRI a Los Pinos.

Antes, el candidato tricolor se hab?a comprometido con el mandatario del estado de M?xico a ayudarlo a ganar la Presidencia de la Rep?blica en 2012, en agradecimiento al apoyo que le hab?a brindado. Los pri?stas gritaron ?presidente, presidente! Pe?a Nieto respondi?: Claro que vamos a ganar 2012, pero primero ganaremos Oaxaca con Eviel P?rez Maga?a. M?s tarde, durante el cierre de campa?a de Javier Duarte en Veracruz, sentenci?: El PRI triunfar? en los 12 estados este 4 de julio.

Sin embargo, las predicciones de Pe?a Nieto de carro completo para el 4 de julio fallaron. P?rez Maga?a fue derrotado en los comicios en Oaxaca, y el tricolor s?lo gan? nueve gubernaturas de las 12 en juego. En Puebla y Sinaloa, los candidatos del PRI ?aliados del gobernador mexiquense? no pasaron la prueba de las urnas. Y Pe?a Nieto se convirti? en uno de los grandes perdedores de la contienda.

En esas condiciones, asegurar ?como Beatriz Paredes? que el tricolor tuvo en las pasadas elecciones un avance verdaderamente contundente, es insostenible. El PRI, es cierto, conserv? el mismo n?mero de gubernaturas que ten?a antes del 4 de julio, pero perdi? dos estados claves en t?rminos del padr?n electoral (Oaxaca y Puebla, cuarto y quinto lugar, respectivamente), y recuper? dos entidades con muy pocos votantes: Aguascalientes y Tlaxcala.

A pesar del triunfalismo de Jes?s Ortega, los resultados fueron francamente malos para el Partido de la Revoluci?n Democr?tica (PRD). El sol azteca perdi? de calle Zacatecas, uno de los pocos estados que administraba, y, en las coaliciones victoriosas en las que particip? (salvo el complejo caso de Oaxaca), desempe?a el papel de furg?n de cola. Quienes ganaron no pertenecen a ese partido y su programa est? lejos de ser una plataforma de gobierno. La izquierda partidaria qued? absolutamente desdibujada.

En cambio, una de las ganadoras de la jornada electoral es Elba Esther Gordillo. En Sinaloa, Chihuahua, Tamaulipas, Zacatecas, Durango, Hidalgo, Aguascalientes y Quintana Roo se sum? al PRI. Gan? en todas, salvo en Sinaloa. En Tlaxcala, Oaxaca y Puebla apoy? a las coaliciones con el PAN y el PRD; perdi? en una.

Ciertamente, fue derrotada en Veracruz y Sinaloa, que eran importantes para sus ambiciones, pero gan? Puebla. Jes?s Vizcarra, su candidato en Sinaloa, sali? reprobado, y con ?l, las aspiraciones del yerno de la maestra, Fernando Gonz?lez, de hacerse Senador y aspirante a la gubernatura. Lo mismo sucedi? con su allegado Miguel ?ngel Yunes, en Veracruz. En cambio, la profesora alcanz? una destacada victoria en Puebla, apoyando al ex pri?sta Rafael Moreno Valle, su aliado y protegido.

Una foto da cuenta de esa alianza, tejida a?os atr?s. Fue tomada durante la fiesta del cumplea?os 40 de Rafael Moreno Valle, en la que la maestra fue invitada especial. Sonrientes ambos, parecen madre e hijo. All? Elba Esther declar? sobre el futuro candidato: Es un extraordinario amigo, un gran pol?tico, alguien que est? en mi coraz?n y en mi inteligencia [...]; le deseo que sus sue?os de servicio sean para bien de todos.

A su vez, entrevistado por La Jornada de Oriente, Moreno Valle dijo sobre Elba Esther, visiblemente inc?modo: ?Yo veo mi relaci?n personal que reconozco y acepto con mucho orgullo? Nunca voy a negar a mis amigos? Ser?a demencial no tener una relaci?n con alguien que tiene el mayor n?mero de agremiados en Am?rica Latina y que representa un aspecto importante en el desarrollo del estado? Hay algo que yo le reconozco mucho a la maestra, que es su valent?a. Porque yo le coment? unos d?as antes de que se diera la votaci?n que la reforma hacendaria ?de 2007? no iba a ser aprobada y que iba a ser un alto costo pol?tico para ella, corr?a un riesgo? Ella siempre me dijo, son asuntos que son circunstancias donde uno tiene que tomar una definici?n, y mi definici?n es tratar de hacer lo que m?s le convenga al pa?s, y si esto es lo que t?cnicamente le conviene al pa?s, lo voy a hacer, estoy dispuesta a pagar cualquier costo. Entonces desarrollamos una relaci?n de amistad? Por supuesto que le tengo aprecio, reconocimiento y aprend? de la maestra cuando fuimos diputados y hemos logrado construir una relaci?n de amistad. Yo espero que podamos trabajar a favor de Puebla?.

El triunfo poblano permitir? a Elba consolidar una gubernatura desde la cual operar en el bazar electoral de 2012 con mayor autonom?a. Con ?l refrend?, frente al resto de la clase pol?tica, su m?sculo y su capacidad de operaci?n electoral.

Lo cerrado de los resultados en Durango y Veracruz hace prever que, muy probablemente, habr? conflictos poselectorales en ellos.

Entre los derrotados se encuentra tambi?n un buen n?mero de gobernadores. El mito de que los se?ores feudales pueden garantizar el triunfo de sus correligionarios qued? en entredicho. En Zacatecas, Sinaloa, Tlaxcala, Aguascalientes, Oaxaca, Puebla y Baja California (la mitad de las entidades en pugna) se impuso la alternancia, contra los mandatarios locales.

Visto a la luz de los resultados de este 4 de julio, el panorama electoral para 2012 es mucho m?s complejo de lo que parec?a ser a ra?z de los comicios intermedios del a?o pasado. S?, como dijo Enrique Pe?a Nieto en Oaxaca, se inicia la brecha donde haremos el camino para que regrese el PRI a Los Pinos, entonces el tricolor tendr? que prepararse para tiempos dif?ciles.

Atenco: una sentencia trascendente

Adolfo Gilly

Agradezco a los lectores que me han hecho notar un error en mi art?culo Con el debido respeto (La Jornada, 30 de junio de 2010). En lugar del nombre correcto: Demetrio Vallejo, escrib? Dionisio Vallejo. El desliz de la pluma tiene un origen: Demetrio Vallejo, dirigente de la gran huelga ferrocarrilera de 1959, fue encarcelado en marzo de ese a?o junto con Dionisio Encina, dirigente del Partido Comunista, y ambos despu?s condenados a 11 a?os de c?rcel. Condenas similares recibieron Valent?n Campa (apresado meses despu?s), Miguel Aroche Parra, Alberto Lumbreras y Roberto Gonz?lez God?nez (si mi memoria es fiel en este ?ltimo nombre). A Demetrio le sumaron cinco a?os m?s por otro delito igualmente inventado.

El gobierno del presidente Adolfo L?pez Mateos se incaut? militarmente de los ferrocarriles, despidi? a 10 mil trabajadores, apres? a 3 mil para romper la huelga, y proces? a unos 500. Aquellos cinco permanecieron encarcelados por largos a?os. Demetrio Vallejo y Valent?n Campa salieron por fin libres en julio de 1970, dos a?os despu?s de que el movimiento estudiantil de1968, reprimido a su vez, hab?a enarbolado la libertad de los presos pol?ticos de 1959 como su primera bandera.

En esta larga, interminable historia de represi?n a los movimientos sociales en M?xico, en la cual se inscribe el caso Atenco, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Naci?n acaba de dictar una sentencia memorable: la libertad inmediata y sin reservas de los 12 presos de San Salvador Atenco, despu?s de cuatro a?os de c?rcel ilegal y arbitraria y de lucha indeclinable y sin reposo por su libertad del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra, de las organizaciones de defensa de los derechos humanos, de sus abogados y de incontables personas conocidas y desconocidas.

Quiero destacar los fundamentos de esta decisi?n, enunciados por el magistrado Juan Silva Meza, con el apoyo de sus colegas Olga S?nchez y Arturo Sald?var, seg?n las versiones coincidentes de La Jornada y El Universal del 2 de julio ?ltimo.

Dice ese dictamen que en el caso Atenco los jueces de las instancias inferiores, a solicitud del Ministerio P?blico, emitieron sentencias condenatorias como una forma maquilladamente institucional de criminalizar la protesta social, como una forma de castigar el ser oposici?n. Juan Silva Meza se?al? que qued? en entredicho la forma en que el Estado trata la libertad personal, la libertad de asociaci?n y expresi?n de los l?deres sociales, opini?n compartida por Arturo Sald?var y Olga S?nchez.

Los cinco magistrados, por otra parte, fueron un?nimes en una cuesti?n de procedimiento, suficiente por s? sola para quitar todo sustento al proceso penal y anularlo: los juicios estuvieron basados en pruebas ilegales y se viol? el derecho a un debido proceso. As? informaron los peri?dicos el 2 de julio. No tengo a la mano el texto completo de la sentencia, que por su trascendencia considero digno de cuidadoso an?lisis y discusi?n.

En este contexto de una gran victoria de las movilizaciones y las campa?as por la libertad de los presos de Atenco (?felicidades, do?a Trini!), para continuar en la lucha por los derechos, las libertades y la justicia en M?xico ser? preciso invocar, como precedente y como argumento jur?dico y moral, este fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Naci?n, v?lido desde ahora para tantos casos similares, presentes y futuros, dispersos por todos los juzgados del territorio nacional.

Tal es la trascendencia, seg?n creo saber y entender, de los fundamentos y los enunciados de esta sentencia.

No veo por qu? y en nombre de cu?l mojigater?a radical habr?a que dedicarse ahora a denostar a estos magistrados o a tratarlos con modos de perdonavidas.

Como dicen los textos sagrados: ?Hay el tiempo de imprecar y el tiempo de agradecer. Hay el tiempo de combatir y el tiempo de celebrar.?

La libertad de los presos de Atenco decretada por la Suprema Corte de Justicia de la Naci?n es un rev?s resonante al autoritarismo y a la represi?n contra los movimientos sociales; al uso faccioso de la justicia por los gobiernos federales o estatales, y a la docilidad ante otros poderes de las instancias del Poder Judicial.

Ninguna victoria es definitiva. Pero ninguna puede olvidarse como no avenida si es que se trata de preparar victorias venideras.

Claroscuros electorales
?lvaro Delgado

M?XICO, D.F., 5 de julio (apro).- La victoria de la coalici?n panista-perredista en Puebla, Oaxaca y Sinaloa en las elecciones de este domingo 4, ciertamente empareja un poco el terreno de la disputa presidencial hacia el 2012, pero el triunfalismo C?sar Nava, presidente del Partido Acci?n Nacional (PAN), que da pr?cticamente como un hecho su victoria ese a?o, es, por lo menos, desproporcionado.

???????? Aun cuando el Partido de la Revoluci?n Democr?tica (PRD) es el principal perdedor por haber sido derrotado en Zacatecas debido a la corrupci?n, autoritarismo, incompetencia y caprichos de Amalia Garc?a, el PAN tendr?a que ser menos arrogante y asumir que el desprecio de los habitantes de Tlaxcala y Aguascalientes a sus candidatos no se compensan con los obtenidos en los tres estados donde se impuso en coalici?n.

???????? El PAN no puede, en rigor, exigir como suyas las gubernaturas de Puebla ni Oaxaca, porque en aquella entidad la principal ganadora es Elba Esther Gordillo mediante su pupilo Rafael Moreno Valle; y en ?sta el ganador, Gabino Cu?, est? m?s asociado pol?ticamente a Andr?s Manuel L?pez Obrador. Quiz? s?lo Sinaloa se le puede facturar a ese partido, aunque Manuel L?pez Valdez es un enigma.

???????? Las tres victorias del PAN en coalici?n ante las que logr? el Partido Revolucionario Institucional en Tamaulipas, Chihuahua, Veracruz, Quintana Roo, Hidalgo, Durango, Tlaxcala, Aguascalientes y Zacatecas, aun con margen estrecho, tampoco le alcanzan para fortalecen, aunque sea m?nimamente, a Felipe Calder?n y su gobierno, ya ag?nico.

???????? Pero, m?s all? de la posesi?n de las gubernaturas ganadas en alianzas absolutamente pragm?ticas, es preciso no soslayar la relevancia para la sociedad de los triunfos en Puebla y Oaxaca, enclaves del autoritarismo, cuya alternancia inaugura la posibilidad de desmontar ese modelo que sigue encarnando el PRI aun en la versi?n catrina de Enrique Pe?a Nieto.

???????? Por eso, adem?s de que la alternancia posibilita un nuevo pacto entre la sociedad y el poder p?blico en las dos entidades --que no s?lo es necesario sino urgente--, la insurgencia de los poblanos y oaxaque?os derrumb? los proyectos transexenales de Mario Mar?n y Ulises Ruiz, que hasta muchos priistas repudiaron.

???????? En la evaluaci?n de los procesos electorales, cuya jornada se celebr? este domingo 4, no pueden pasar desapercibidas, tampoco --ni siquiera ante los triunfos de Moreno Valle, Gabino Cu? y L?pez Valdez--, pr?cticas de adulteraci?n de la voluntad popular que van desde la actuaci?n facciosa del ?rbitro electoral, el uso ilegal de recursos p?blicos, la guerra sucia y el tr?fico de la pobreza, todo en un marco de impunidad.

???????? Ignorar esta involuci?n, aun cuando las oposiciones ganen, implica una conducta c?nica que puede conducir al precipicio no a las fuerzas pol?ticas, sino a la sociedad entera?

?

Apuntes

Justo cuando el tema que domina los medios es el electoral, la Suprema Corte de Justicia de la Naci?n (SCJN) vuelve a dar otra muestra de su actuaci?n pol?tica: Convalid? la extinci?n de la compa??a Luz y Fuerza del Centro, ordenada por Calder?n el 10 de octubre de 2009, y se neg? a amparar al Sindicato Mexicano de Electricistas, que agot? ya ?todos los medios de defensa que ten?a. La Corte, ma?osamente, evit? pronunciarse por el ?patr?n sustituto?, que deber?a ser la Comisi?n Federal de Electricidad, y deleg? la decisi?n en la Junta de Conciliaci?n y Arbitraje, en manos del expriista Javier Lozano, el sicario de Calder?n que quiere ser presidente de M?xico.

?


Publicado por solaripa69 @ 9:55
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios