Mi?rcoles, 07 de julio de 2010

LAS VOCALES.

Ausencia G?mez.

A.

?Gan? Oaxaca? dijo el virtual gobernador electo, Gabino Cu?. La afirmaci?n es acertada porque hoy que muchos se suben al carro de la victoria, lo que est? claro es que nadie, ning?n partido de la coalici?n ni a?n el mismo Gabino, con su indudable popularidad y carisma, pueden atribuirse por s? mismos el triunfo. Fue el gran triunfo de la ciudadan?a, que rompiendo las amarras de la opresi?n, los rumores de violencia y llamadas a no votar, la que repitiendo lo hecho en el 2004 y el 2006, en una votaci?n sin precedentes, decidi? a trav?s del voto, cobrarse afrentas m?ltiples en su contra, acumuladas en 80 a?os de cacicazgo pri?sta.

Se ha realizado una parte de la tarea, otras muchas est?n pendientes. Y de los pendientes surge la llamada de alerta a la coalici?n de partidos y a sus candidatos triunfantes, tienen ahora consigo un gran capital pol?tico, que no se les diluya en mezquindades, equ?vocos y pleitos por el pastel. No queremos verlos dentro de seis a?os como art?fices involuntarios del retorno caciquil, votamos por un aut?ntico cambio para Oaxaca, no por sus lindas personas (aunque eventualmente lo sean).

E.

Gan? la ciudadan?a oaxaque?a que se sobrepuso a la extorsi?n y el cohecho, a la intimidaci?n y amagos de violencia, la ciudadan?a que no se vendi? por una despensa como lo hicieron varios traidores ya c?lebres por su desatino y ?mala suerte? y que hoy se ven a s? mismos colgados de la brocha. A prop?sito de traidores, en un tiempo fueron pr?stas, luego opositores y en la campa?a electoral, convenientemente regresaron al prinosaurio para seg?n ellos, fracturar la oposici?n, ahora se ve, la fractura fue de ellos y su conciencia.

Gan? la ciudadan?a que vot? en ejercicio de su libertad y en un buen n?mero no lo hizo ?nicamente por la coalici?n ganadora, ni siquiera por Gabino Cu?, ni en contra del Sr. P?rez, lo hizo en contra del Ulises Ruiz y lo que representa, la parte caciquil, rupestre y retr?grada del pri?smo. Lo hizo en contra del autoritarismo y la opresi?n pol?tica, contra la opacidad y corrupci?n en el manejo de los recursos p?blicos, contra la criminalizaci?n de la protesta social, el abuso impune del poder legal y la violaci?n de las garant?as constitucionales.

I.

En el crep?sculo del domingo 4 de julio, cuando se encendieron los meg?fonos all? en la ?Fuente de las ene regiones? tiempo antes del coro de ?Ya gano, Gabino ya gan?! El primer grito de la garganta colectiva fue ?Ya cay?, ya cay?, Ulises ya cay?! Grito cuyo eco se prolong? hasta los confines de la entidad oaxaque?a. Grito de una conciencia colectiva que simb?licamente se transform? en el primigenio victorioso homenaje a los ca?dos en el 2006, a los ca?dos antes y despu?s de ellos, en Huautla, Tuxtepec, Jicay?n, en San Juan Copala y en otros muchos lugares del territorio sembrado de sangre.

?Ya cay?, ya cay?, Ulises ya cay?! Antes que cualquier otra expresi?n colectiva, explica con sustento la frase del virtual gobernador electo, Gabino Cu? Monteagudo: ?Gan? Oaxaca! Y de paso, a?n sin ser definitivo, el triunfo provoca un derrumbe en la brecha anunciada por Pe?a Nieto en Tuxtepec durante el cierre de campa?a del Sr. P?rez, el verdugo de Atenco dijo: En Oaxaca iniciar? la brecha donde haremos el camino para que regrese el PRI a Los Pinos. Siguiendo con la jerga caminera que buenos dividendos les ha dejado, pues tendr? que irse con sus trascabos (Que son bastantes, por lo visto en la ciudad) a otra parte.

O.

Esta es la hora en que oportunistas de toda ralea y origen, coaligados con chaqueteros de especies m?ltiples, a empellones, pellizcos y manotazos, se empujan para subirse al carro victorioso. Los acomodaticios de siempre, por todos lados cambian de piel y vestiduras para estar a tono con los nuevos tiempos, la nueva cargada se apresta para sorprender y fraudulentamente ganar espacios. Son los de la marcha de la verg?enza, los de la radio ciudadana, los de los desplegados de apoyo a la represi?n, los que apenas ayer cantaron loas y calificaron de h?roe al tirano.

La mala noticia para ellos es que la mayor?a ciudadana conserva la memoria, ha o?do sus dichos y visto sus acciones. Esta mayor?a no vot? por el cambio de trastos, ni por la transformaci?n de perversos en bondadosos, lo hizo por un cambio aut?ntico, por la democracia participativa, no por aut?cratas de siempre. Y esa mayor?a premiar? o castigar? con su voto dentro de 3 a?os, el cumplimiento de sus expectativas.

U.

Y vale detener el repique del triunfo por un momento. El gran paso que se ha dado, con todo lo que vale y significa, hoy todav?a no incide en la modificaci?n de siquiera un cent?simo en los n?meros indicadores que dan cuenta de la pobreza y el rezago que Oaxaca padece y le ubican en el contexto nacional como una de las dos entidades con m?s bajos ?ndices de desarrollo y m?s altos ?ndices marginaci?n. Esa es la herencia maldita de un cacicazgo octogenario. Y seis a?os son muy pocos para modificar esta realidad sustancialmente.

Tampoco se ha tachado una coma siquiera del dictamen del la Suprema Corte de la Naci?n, ni se ha lavado la sangre de las v?ctimas. La reconstrucci?n del tejido social, la paz y el progreso, se consiguen teniendo como condici?n la JUSTICIA. La reconciliaci?n es asunto privado de parejas, no votamos por eso. Votamos porque en la sociedad y gobierno priven la justicia, la vigencia de los derechos humanos, la tolerancia y respeto a la dignidad de la persona humana, por sobre intereses personales, de partidos y encamados. ??

El r?gimen se cimbra.

V?ctor Ra?l Mart?nez Vasquez.

Cuando un pueblo se levanta/ por pan libertad y tierra/ temblar?n los poderosos/ de la costa hasta la sierra. Canci?n popular

Los pueblos suelen dar lecciones en momentos claves de la historia. Hay quien dice que la voz del pueblo es la voz de Dios.

El pueblo de Oaxaca ha dado una lecci?n contundente al r?gimen autoritario que hemos padecido. A pesar de la guerra sucia, la propaganda fascista, el derroche multimillonario de recursos p?blicos en d?divas condicionadas, el clima de terror que se pretendi? implantar para inhibir el voto, el pueblo, como en el 2006, sali? masivamente y vot? en contra de quienes consider? no merec?a su apoyo: el gobierno actual y su proyecto de continuidad.

Los electores salieron en forma evidente, hicieron colas pacientemente y ejercieron su derecho de elegir a sus gobernantes y diputados. Cumplieron ejemplarmente.

Las elecciones del 2010, son hist?ricas por varias razones:

En primer lugar porque son las primeras elecciones en que el PRI pierde la gubernatura despu?s de 81 a?os. Primero como Partido Nacional Revolucionaria (PNR), luego como Partido de la Revoluci?n Mexicana (PRM) y finalmente como Partido Revolucionario Institucional (PRI), hab?a ganado hasta ahora todas las elecciones (aunque a?n queda la duda del 2004 en las que el Trife decidi? reconocerles el triunfo; aunque no as? el pueblo llano).

Gabino Cu? es el primer gobernador que no sale postulado de las filas de ese partido, llega adem?s con una diferencia de m?s de 100 mil votos, lo que representa cerca del 10 por ciento arriba de Eviel P?rez Maga?a. Con la legalidad de su parte el pr?ximo gobernador contar? con una indudable legitimidad. Habr? que reconocerle a Eviel que ha contribuido con ello al aceptar que los datos de las urnas no le favorecen. Gabino no deber? desaprovechar el "bono democr?tico" que el pueblo le ha dado.

En segundo lugar, porque el partido oficial perdi? tambi?n el Congreso. Por primera vez el PRI no tendr? mayor?a. De acuerdo con los an?lisis preliminares, el PRI tendr? alrededor de 14 de los 42 diputados. Incluyendo los de mayor?a relativa y representaci?n proporcional. El PAN podr?a lograr 13 o 14; el PRD quiz?s 10 u 11. La coalici?n en su conjunt? habr? logrado mayor?a, alrededor de 27 diputados locales, lo que podr?a permitirle desmontar el andamiaje jur?dico autoritario que ahora padecemos, ya sea con una nueva Constituci?n o una reforma constitucional radical que ponga en clave democr?tica el andiamaje jur?dico autoritario que tenemos. Esperamos que los pr?ximos diputados y diputadas aprovechen esta oportunidad que la vida les da y no defrauden al pueblo.

En tercer lugar porque se logr? vencer el abstencionismo, el porcentaje de participaci?n electoral fue pr?cticamente de 56 por ciento. Esto es muy significativo si consideramos que el promedio de participaci?n a nivel nacional fue de 40 por ciento.

El abstencionismo en Oaxaca habr? quedado en este proceso en un 44 por ciento, mientras que a nivel nacional en un 60 por ciento. El pueblo entendi? perfectamente el momento hist?rico que viv?amos y dio una lecci?n de civilidad que a la vez obliga a una gran responsabilidad para los que fueron elegidos.

En cuarto lugar porque el pueblo logr? lo que la actual Legislatura local le neg?: hacer un juicio pol?tico a Ulises Ruiz por los sucesos del 2006 y las graves violaciones a los derechos humanos que le encontr? la Suprema Corte de Justicia de la Naci?n. En el colmo de su ignominia, Ulises pretendi? dejar un heredero en el gobierno del estado y en la presidencia municipal de la ciudad de Oaxaca. Las elecciones del 2010, efectivamente, como lo han se?alado diversos actores pol?ticos y organizaciones sociales, fue una elecci?n plebiscitaria. El pueblo conden? a Ulises Ruiz.

El r?gimen pol?tico oaxaque?o se est? cimbrando, aun no podemos ver con amplitud cuales ser?n las repercusiones hist?ricas de este proceso que en mi opini?n es estructural; como he dicho en otros art?culos, este proceso no empez? en el 2010, vienen de mucho tiempo atr?s, las etapas m?s recientes fueron el 2004 y el 2006. Estas elecciones son parte de este proceso hist?rico. El PRI no lo pudo entender en el 2004 y le apost? a m?s de lo mismo: opacidad, corrupci?n, impunidad, represi?n, soberbia, mentira, difamaci?n, etc?tera.

Uno de estos resultados inmediatos es que la clase pol?tica priista, primera vez en Oaxaca, ser? oposici?n, y sin la ayuda del gobierno del estado, se redimensionar? el peso real del PRI en la geograf?a estatal que, con todo y la derrota, ciertamente, tiene que reconocerse, constituye, hasta ahora, la primera fuerza partidaria del estado. Gabino no pretende su aniquilamiento, no es un asunto de venganzas, ha ofrecido reconciliaci?n, pero a la vez, el pueblo espera justicia.

?


Publicado por solaripa69 @ 11:47
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios