Martes, 13 de julio de 2010

C?mo parar al PRI: Manual del usuario
Denise Dresser

Instalaci?n de bater?as.

1. Levantar la cubierta de los reg?menes autoritarios a nivel estatal. Asegurarse de que esto se haga en sitios donde el abuso de autoridad haya sido la norma.

2. Cerciorarse de que las bater?as instaladas correspondan a candidatos bien conocidos, con fuertes ra?ces locales, preferiblemente con un perfil m?s ciudadano, aunque tambi?n es posible recurrir a expriistas de renombre. Se trata, m?s que nada, de posicionar a candidatos que trasciendan las filas partidistas.

3. Si el control del aparato anti-PRI no funciona inicialmente, checar lo siguiente: ?Las autoridades electorales estatales se est?n coludiendo con el gobierno priista? ?Los recursos de la campa?a del candidato del PRI provienen de la oficina del gobernador? ?Los medios locales han llegado a ?acuerdos? con el equipo del gobernador? ?El crimen organizado est? inyectando recursos a la campa?a del candidato oficial del priismo?

?Conectando las antenas

?1. Colocar las antenas de los electores indecisos e independientes cerca de la campa?a del candidato de la coalici?n PAN-PRD.

2. Enchufar el adaptador del voto no ideol?gico encima del contacto del voto partidista. Importa m?s promover la alternancia en bastiones hist?ricamente priistas que resucitar los viejos agravios y las diferencias profundas entre panistas y perredistas.

3. Conectar la antena del pragmatismo electoral arriba del purismo program?tico. Esta combinaci?n es capaz de producir victorias electorales en archipi?lagos autoritarios del PRI como Puebla, Oaxaca y Sinaloa. Despu?s de haber hecho esta conexi?n en las elecciones del 2010, es posible pensar en su uso para elecciones futuras.

?Cambio de canales

1. Pulse los botones ALIANZA PAN-PRD para cambiar los canales priistas acostumbrados. Si desea aumentar el n?mero de canales que ser? posible cambiar, piense en las posibles alianzas en lugares como el Estado de M?xico.

2. Utilice todos los mecanismos necesarios para asegurar que las alianzas se den, ya que en caso contrario la programaci?n priista se mantendr?, tal y como ocurri? en Veracruz.

?

Memorizaci?n de los canales?

?1. El aparato anti-PRI puede memorizar y almacenar todas las pr?cticas ilegales detectadas a lo largo de la jornada electoral. Adem?s identifica las que se usan con m?s frecuencia. La lista debe ser elaborada y diseminada de la manera m?s amplia posible con el objetivo de adiestrar a las fuerzas aliancistas que se preparan para la pr?xima elecci?n.?

2. Si desea ver una descripci?n m?s detallada de cada funci?n, consulte las transcripciones de las conversaciones grabadas de Ulises Ruiz, Fidel Herrera y Mario Mar?n.??

Ajuste del volumen

?1. Pulse los botones Vol. + a lo largo de la campa?a para asegurar que organizaciones como Alianza C?vica y los medios nacionales den resonancia y visibilidad a las irregularidades detectadas a lo largo de las campa?as: el reparto de despensas, la coacci?n del voto, la intervenci?n pol?tica y presupuestaria de los gobernadores en favor de sus delfines, la inequidad persistente.

2. Para subir el volumen gire la rueda hacia las conversaciones grabadas de actividades obviamente ilegales perpetradas por prominentes pol?ticos del PRI.

3. Puede interrumpir el sonido de los nefastos discursos de Beatriz Paredes en cualquier momento pulsando el bot?n MUTE.

?Uso del bot?n TOOLS

?1. Se debe oprimir el bot?n TOOLS para seleccionar r?pidamente las funciones que pueden emplearse para confeccionar la alianza PAN-PRD en el Estado de M?xico.

2. Al apretar el bot?n TOOLS aparece el men? HERRAMIENTAS. All? hay una lista de todo aquello que debe ser utilizado en una campa?a en contra de Enrique Pe?a Nieto, incluyendo la fortuna ?nunca debidamente explicada? de Arturo Montiel, la falta del debido proceso en los procesos judiciales en Atenco, el caso de Paulette, los femenicidios, el incremento de la inseguridad y la presencia del crimen organizado en el estado.?

3. Para ver una versi?n m?s detallada de cada funci?n, examine cada uno de los estados gobernados por el PRI y as? obtendr? una perspectiva m?s clara sobre los casos de corrupci?n y encubrimiento a nivel local.

?Configuraci?n del mando

?1. Una vez configurada la estrategia de las alianzas PAN-PRD, es capaz de funcionar en modos diferentes, en latitudes distintas, con candidatos inusuales. Queda claro que si no se al?an, el PAN y el PRD no tienen la fuerza necesaria como partidos separados para ser competitivos ante un PRI que resurge.

2. Para que la pr?ctica de las alianzas cobre fuerza en el futuro ser? necesario contener las voces que en ambos partidos ?como las de Fernando G?mez Mont, AMLO y Vicente Fox? las han descalificado, a pesar de sus buenos resultados.

3. Pulse el bot?n MUTE en esos casos.

4. Mediante una campa?a bien pensada e inteligente, introduzca la idea de las alianzas a nivel nacional y pulse el bot?n POWER para encender el motor.

5. El motor deber? encender si el mando est? correctamente configurado e incluye el planteamiento de estrategias de gobierno que vayan m?s all? de la agenda anti-PRI, y abarquen el fortalecimiento institucional, la construcci?n de pesos y contrapesos, y la promoci?n del inter?s p?blico.

6. Pulse el bot?n SET para las elecciones presidenciales del 2012.

Cambio del formato de la imagen

?1. Las alianzas PAN-PRD pueden seleccionar el tipo de imagen que mejor cumpla con los requisitos de desalojar al PRI, pero tambi?n deber?n contribuir al fortalecimiento de la democracia en los estados.

2. Ser? imperativo evitar la reproducci?n de pr?cticas clientelares, patrimoniales y corporativas durante su paso por el poder. Tambi?n ser? crucial remontar las divisiones internas que llevaron a la derrota de panistas y perredistas en otros lugares donde fueron gobierno.?

3. Los procesos locales se han vuelto reflejo de la podredumbre que las alianzas deber?n encarar y eliminar: campa?as negras, intimidaci?n de activistas, uso pol?tico de los aparatos policiacos y dispendio de recursos p?blicos.

4. La omisi?n, integraci?n y desempe?o de las autoridades electorales en los estados han resultado ser motivos de alarma. M?s all? de la victoria de las alianzas, queda all? un problema estructural que M?xico debe arreglar.

?Prendiendo el aparato anti-PRI

?1. Presione las palabras PODER CIUDADANO.

2. Presione en el MEN? las palabras HARTAZGO, IMPUNIDAD, CINISMO, CARRO COMPLETO.

3. Pulse el bot?n ENTER; si la coalici?n opositora logra mantener el entusiasmo, la unidad y la determinaci?n, la ventana del ?pinche poder? ?como le llam? Ulises Ruiz? del PRI desaparecer? de la pantalla o, al menos, se volver? m?s peque?a. El regreso del PRI a Los Pinos resultar? posible, m?s no imparable.

Visualizaci?n de los men?s

?1. Con el aparato de la democracia encendido, pulse el MEN?. En el lado izquierdo aparecen los ?conos ?democracia secuestrada?, ?democracia disfuncional? y ?democracia sitiada? que los nuevos gobiernos aliancistas en los estados deben liberar. Asegurarse de que en la lista de los candidatos ganadores, como Gabino Cu? y Javier Moreno Valle, aparezcan las opciones ?buen gobierno?, ?transparencia? y ?rendici?n de cuentas?.

2. Para ir a un men? superior, gire la rueda en favor de la ciudadan?a.

?Visualizaci?n de la pantalla

?1. La pantalla identifica el canal actual. Pulse el bot?n DEMOCRACIA y su aparato mostrar? el canal futuro, junto con el tipo de pol?ticas p?blicas, el nivel de participaci?n ciudadana y los cambios en la forma de hacer y entender la pol?tica para llegar hasta all?.

2. Pulse el bot?n ADI?S CACIQUES y celebre la victoria que muchos ciudadanos mexicanos pueden y deben hacer suya.

PRI: Estrategia descarrilada
Jes?s Cant?

M?XICO, D.F., 12 de julio.- La apuesta del PRI, sobre todo la de su dirigente Beatriz Paredes y la del gobernador del Estado de M?xico, Enrique Pe?a Nieto, era llegar a la elecci?n presidencial de 2012 con 24 gobernadores, cuyas entidades agrupar?an casi dos terceras partes del padr?n electoral, pero la p?rdida de sus bastiones en Puebla, Oaxaca y Sinaloa acab? con esa estrategia. Ahora, aun cuando en 2011 el partido ganara las cinco gubernaturas que estar?n en juego, apenas controlar?an 54% del padr?n electoral, el mismo porcentaje que ten?a en 2006.

El ?xito electoral de 2009 hizo suponer a los priistas que la estrategia de delegar el control de la elecci?n a los gobernadores les permitir?a recuperar Los Pinos en 2012. Y aun cuando lograron retener Campeche, Colima y Nuevo Le?n y recuperaron, con el auxilio del gobernador mexiquense, Quer?taro y San Luis Potos?, la derrota en Sonora fue una desafortunada consecuencia de la tragedia de la Guarder?a ABC.

Confiada en los resultados del a?o pasado, la c?pula del PRI repiti? la estrategia este 2010: dej? que sus gobernadores nombraran a sus delfines y se responsabilizaran de los resultados.?

Adem?s, en las tres entidades donde los priistas no eran gobierno (Aguascalientes, Tlaxcala y Zacatecas) el apoyo de los gobernadores vecinos fluy? con abundancia: el del Estado de M?xico ayud? en las tres; y en el caso de Zacatecas, el apoyo provino de las autoridades de Nuevo Le?n y Coahuila. El mecanismo priista funcion? a la perfecci?n en esas tres entidades gobernadas por la oposici?n; pero fall? en las que gobiernan sus correligionarios.

As?, perdieron tres y aun disputan los resultados en dos (Durango y Veracruz). En todas las entidades la dirigencia nacional dej? que los gobernadores colocaran a sus candidatos, aunque en dos (Sinaloa y Durango) esa decisi?n provoc? rupturas y los militantes marginados lograron colarse como candidatos de la oposici?n. En el caso de Sinaloa ?sta gan?, mientras que en Durango las autoridades electorales a?n emiten el resultado final.

En Puebla y en Veracruz, las rupturas datan de hace cuatro a?os, mientras que en Oaxaca, aun cuando no hubo ruptura, los resentimientos intrapartidistas fueron suficientes para que el candidato de la alianza opositora venciera al del PRI.

Durante los procesos electorales hubo evidencias de que los gobernadores fueron los jefes de campa?a de sus candidatos; algunos incluso emprendieron programas sociales para apoyar a sus correligionarios y toca a las autoridades electorales investigar si canalizaron recursos p?blicos para promover el voto.

En 2009, gracias a los apoyos de los mandatarios del PRI a sus candidatos, as? como a los convenios con el duopolio televisivo, el partido tuvo un saldo electoral positivo, pero en 2010 las cosas no le resultaron. En las tres entidades que recuperaron los priistas hay 2 millones 700 mil ciudadanos empadronados, mientras que en las que perdieron hay 8 millones 400 mil. En resumen, el saldo negativo es de casi 5 millones 700 mil potenciales electores.

Sin embargo, m?s all? del aspecto cuantitativo, lo m?s grave del fracaso del PRI es que su estrategia result? vulnerable; que la oposici?n encontr? el ant?doto para derrotar incluso a los cacicazgos que parec?an m?s s?lidos.

Los tricolores saben que en 2011 estar? en juego la gubernatura del Estado de M?xico, que representa el 12% del padr?n electoral a nivel nacional. De perderla, llegar?an a la elecci?n presidencial de 2012? gobernando apenas 42% de los electores potenciales, aun cuando recuperaran Guerrero y Baja California Sur, que hoy gobierna el PRD, y mantuvieran Coahuila y Nayarit. Esa cifra estar?a 19 puntos por debajo de la que ten?an en 2000, cuando perdieron la Presidencia de la Rep?blica.

Por m?s que los priistas quieran festinar el triunfo en nueve de las 12 entidades donde hubo comicios el domingo 4, en realidad fueron los perdedores, pero ello no significa que el PAN y el PRD puedan proclamarse triunfadores. Aunque las coaliciones que conformaron ganaron en tres entidades, en todos los casos fue con candidatos ajenos.?

En Oaxaca, por ejemplo, Gabino Cu? milita oficialmente en Convergencia y es cercano a Andr?s Manuel L?pez Obrador. En rigor, su triunfo no fortalece a la actual dirigencia perredista. En Puebla, Rafael Moreno Valle llega por el PAN, pero es evidente su cercan?a con la maestra Elba Esther Gordillo, cuyo apoyo fue fundamental para que ?l se quedara con la gubernatura. En Sinaloa, Mario L?pez Valdez, quien hasta hace cuatro meses milit? en el PRI, super? a su contrincante con los votos cosechados en el norte del estado, donde tiene su principal fortaleza.

Los resultados del domingo 4 dejan claro que PAN y PRD pueden arrebatar la gubernatura del Estado de M?xico al PRI en 2011, lo cual debilitar?a severamente al partido de Pe?a Nieto. Adem?s, ello debe obligar a los priistas a cambiar su estrategia para ganar los comicios de 2012.

Sin embargo, los dirigentes de la oposici?n deben estar conscientes de que no tienen la f?rmula para ganar la Presidencia de la Rep?blica. M?s all? de sus declaraciones estridentes, es evidente que en 2012 no conformar?n una alianza a nivel nacional; ni siquiera es seguro que la izquierda pueda tener una candidatura com?n, menos a?n despu?s del adelantado autodestape de Andr?s Manuel L?pez Obrador.

El primer gran reto que tienen el PAN y la izquierda es lograr una alianza para las elecciones de gobernador en el Estado de M?xico. Es dif?cil que derroten al candidato de Pe?a Nieto si compiten de manera separada, especialmente si el mandatario mexiquense postula a su sucesor sin afectar la unidad de su partido.

El problema es que en esa entidad no ser? f?cil para los panistas y perredistas lograr acuerdos, en particular porque ambos han sido primera fuerza en ese disputado territorio en diferentes elecciones y tienen candidatos con suficientes merecimientos para exigir ser los abanderados.

Astillero

Capos y caciques. La nueva democracia.? ?Por qui?n vot? el C?rtel?

Sin esperanzas en Cu?

Julio Hern?ndez L?pez

El cuento del s?bito amanecer democr?tico de M?xico se cae Dia a Dia. La cruda realidad de capos, caciques y pri?smo en ri?a consigo mismo emerge con claridad como explicaci?n de los triunfos perre?nicos, a pesar de intentos tan melosos como forzados que han hecho algunos de los promotores de esas alianzas de enga?o.

Por ejemplo, Manuel Camacho, el comandante en jefe de la estrategia aliancista, ha asegurado en un art?culo en El Universal que el pasado 4 de julio se dio un despertar ciudadano s?lo comparable al de los mejores momentos de la lucha democr?tica. Titulado ?C?mo se gan??, el texto explica en http://bit.ly/axqKtG que el despertar ciudadano no se dio en el vac?o. No ocurri? en virtud de una definici?n ideol?gica. Empez? a volverse efervescente cuando los ciudadanos percibieron que los pol?ticos estaban haciendo bien su trabajo y que eso abr?a posibilidades de triunfo. Seg?n el coordinador del Di?logo para la Reconstrucci?n de M?xico (Dia), lo que se demostr? en las pasadas elecciones fue que ?una combinaci?n ?de pol?ticos responsables que trabajan en equipo y la efervescencia ciudadana? s? es capaz de vencer a las m?s poderosas maquinarias. Eso es una buena noticia?.

Periodismo conocedor no solamente de lo que es una buena noticia sino, adem?s, de lo que hay detr?s de las apariencias, el semanario Riodoce ?cuyas oficinas han sabido lo que es el env?o de granadas de advertencia, sin que se haya castigado a nadie por esa amenaza? se pregunta en la portada de su m?s reciente n?mero, disponible en http://bit.ly/cKXTpL ?Por qui?n vot? el C?rtel?, con el t?tulo principal que es una forma de respuesta: El espaldarazo. All? se habla de los ?narcovotos para el ?cambio??. Seg?n la publicaci?n, hecha por periodistas que se juegan la vida cumpliendo con el oficio, ?desde mediados de abril hab?a corrido el rumor de que el c?rtel de Sinaloa se sent?a traicionado por Jes?s Vizcarra (el candidato del PRI a la sucesi?n) y que por ello hab?a decidido apoyar a Malova?.

Firmada por la Redacci?n, la nota menciona: ?El run run corr?a no s?lo en Culiac?n, sino ah? donde el c?rtel tuviera influencia. De la sierra bajaba el mismo ruido: ?El Se?or ya dio la orden de que vot?ramos por Malova?. Otros ten?an una encomienda m?s: promover el voto, llevar a la gente a las urnas, asegurarse de que todos (?) salieran a votar. ??Y c?mo le van a hacer? se les pregunt? a algunos. ?Con dinerito, dinerito?? Concluye Riodoce: ?Con todo esto se descubre una de las grandes paradojas del 4 de julio: los electores rechazan a Vizcarra por ser compadre de Ismael El Mayo Zambada, y al mismo tiempo el narcotr?fico promueve el voto en favor de Malova. Fueron dos maquinarias las que se movilizaron ese domingo, las dos con las mismas armas y las mismas ma?as. Y el que tuvo m?s saliva trag? m?s pinole (?) ?Concibi? la coalici?n, El cambio es ahora por Sinaloa, una red ciudadana m?s grande que ?sta??

Respecto a Oaxaca, Gustavo Esteva, en La Jornada, explic? que Contra todas las apariencias, la gente no vot? por Gabino Cu? ni puso en ?l sus esperanzas. Sali? de nuevo a la calle para terminar una de las tareas que dej? pendientes en 2006. Titulado Quesillo electoral, Esteva plantea en http://bit.ly/bNlJ7s que ?la coalici?n contra natura que postul? a Cu? no pod?a hacerlo en nombre de una ideolog?a, un programa o una plataforma. No era por algo, sino contra algo; as? se constituy?. Consigui? su prop?sito? pero no podr? llegar m?s lejos?. En realidad, muchos electores votaron con incomodidad, contra sus convicciones m?s profundas, como una t?ctica de lucha que nada tiene que ver con la democracia formal. Seguir?n ejerciendo su propio poder, para la transformaci?n de Oaxaca. Muy pocos ponen sus esperanzas en el nuevo gobernador.

En Puebla se viven situaciones similares. La jefa m?xima del SNTE, Elba Esther Gordillo, ha ganado la gubernatura a trav?s de Rafael Moreno Valle, su ahijado pol?tico que corona la cosecha de este a?o que aport? a la cacique sindical m?s plazas de poder y m?s presupuestos estatales y municipales a su servicio. Sinaloa, Oaxaca y Puebla como ejemplo del ilusionismo del cambio pol?tico mediante maromas electorales y alternancia de siglas. En otros lugares tambi?n se usa la fraseolog?a democr?tica para alimentar presuntas epopeyas c?vicas: en Hidalgo, el foxismo derrotado por el arcaico cacicazgo pri?sta local trata de construir un pedestal heroico para X?chitl G?lvez, como en Veracruz la teatralidad de la oposici?n es representada por el antit?tico Miguel ?ngel Yunes, o en Durango la guerra de c?rteles es disfrazada de batalla c?vica en el caso del hasta ahora formalmente perdedor.

Desde las c?pulas y con respaldo medi?tico abundante se pretende instaurar la tesis de que los comicios recientes confirmaron la viabilidad electoral y permiten sostener la esperanza de que se produzcan procesos l?mpidos en los pantanos y virtuosos vuelos c?vicos entre tormentas. No importan las evidencias de que tan s?lo se dieron ajustes de cuentas entre bandas dedicadas a los mismos negocios oscuros, y que no ganaron nada de verdad ni el PAN ni el PRD, m?s que apariencias y material para discursos. Lo importante para el sistema es afianzar la zanahoria electoral y concentrar el sentido actual de la competencia en la pareja provisional que forman el sol azteca y la franja blanquiazul, a reserva de que en el tramo final de la contienda arreglada (en 2012) aparezcan reconciliados el PRI y el PAN en el prop?sito mayor que les significa mantener el poder real entre ellos, dejando en el camino a sus tontos electorales ?tiles.

Y, mientras el Canal Once es convertido en Canal Bucareli, para sumarlo al arsenal electoral faccioso de Calder?n, y G?mez-Mont dice que seguir? en el cargo mientras sirva, y los Legionarios tratan de poner buena cara a la intervenci?n papal, ?hasta ma?ana, con Fidel en pleno control de la pol?tica local e intercambiando puntos negativos por replanteamientos externos (Castro, desde luego, no Herrera)!

?


Publicado por solaripa69 @ 9:57
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios