Lunes, 07 de febrero de 2011

Se perfila el PAN como ganador en BCS; desplome del sol azteca

El blanquiazul, adelante en Comond? y en 7 distritos; el tricolor, en La Paz y Loreto, as? como en 6 circunscripciones

PRD-PT se quedar?an con Los Cabos, Muleg? y 3 diputaciones

Alma E. Mu?oz y Raymundo Le?n

Enviada y corresponsal

Peri?dico La Jornada
Lunes 7 de febrero de 2011, p. 28

La Paz BCS, 7 de febrero. El candidato de los partidos Acci?n Nacional (PAN) y Renovaci?n Sudcaliforniana (PRS), Marcos Covarrubias, se perfilaba anoche como el triunfador en la elecci?n de gobernador. As?, un ex perredista afiliado a ?ltima hora al blanquiazul pondr? fin a 12 a?os de gobierno del Partido de la Revoluci?n Democr?tica (PRD), caracterizado en esta entidad por las fracturas internas.

Al cierre de esta edici?n, el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) del Instituto Estatal Electoral confirmaba el fin de la hegemon?a perredista. El sol azteca se desplom? al tercer lugar en las preferencias, en tanto Covarrubias Villase?or llevaba una ventaja de 44.37 por ciento, con 18.5 por ciento de las casillas computadas; en segundo lugar se encontraba el abanderado de los partidos Revolucionario Institucional y Verde Ecologista de M?xico, Ricardo Barroso Agramont.

En cuanto a los municipios, el blanquiazul aventajaba en Comund?, la tierra del neopanista, con 51.76 por ciento; en Muleg? y Los Cabos, el PRD y el Partido del Trabajo (PT), con 39.23?y 31.87 por ciento, respectivamente, y en La Paz y Loreto, el PRI, aliado con el Partido Verde Ecologista de M?xico (PVEM), con 39.39 y 35.21 por ciento, en forma respectiva.

En el Congreso local, actualmente controlado por el sol azteca con 15 de 16 diputaciones de mayor?a, las tendencias indicaban que la coalici?n PRD-PT retendr?a tres: una en Los Cabos y dos en Muleg?. PAN-PRS aventajaban en siete; en seis, PRI-PVEM, y Nueva Alianza en una, en Loreto.

Reci?n concluida la jornada electoral, a las 18 horas, Covarrubias Villase?or y Luis Armando D?az se declararon ganadores sin dar cifras ?por respeto al acuerdo de no usar encuestas de salida?, aunque dijeron tener estad?sticas. El estado de ?nimo de los panistas contrastaba con el de los perredistas. Los primeros, encabezados por su presidente nacional, Gustavo Madero, festejaron con gritos y aplausos la llegada de Covarrubias a la sede estatal para una conferencia de prensa. Mientras, en la casa de campa?a de D?az ?hab?a caras largas y sonrisas fingidas.

El abanderado del sol azteca, acompa?ado por los dirigentes nacionales del PRD, Jes?s Ortega, y del PT, Alberto Anaya, adelant?, a pregunta expresa, que respetar? la voluntad de los ciudadanos. Desde temprano, Marcos Covarrubias dej? entrever que el voto de los sudcalifornianos inclinaba la balanza en su favor, a diferencia de quien se consideraba su principal oponente en la contienda, cuyo equipo de campa?a cancel? en dos ocasiones dos conferencias de prensa y evit? confirmar su supuesto triunfo.

Despu?s de anunciar que gan?, Covarrubias Villase?or asegur? que cumplir? todos sus compromisos de campa?a e invit? a los sudcalifornianos a sumarse a su proyecto. Llam? a dejar atr?s el proceso electoral para que Baja California Sur viva una reconciliaci?n pol?tica, manifest? en referencia al rompimiento que gener? en el PRD cuando negoci? con el PAN su postulaci?n.

Gustavo Madero advirti? que cuando se confirme el resultado en favor del PAN quedar? atr?s la etapa de cacicazgos, de gobiernos constituidos en feudos, y se iniciar? un cap?tulo de reconstrucci?n de esta entidad, donde la justicia y la legalidad se impongan sobre los intereses personales o de grupo.

Desde la tarde, perredistas y petistas comenzaron a buscar culpables de la derrota. En primer lugar se mencion? al gobernador Narciso Ag?ndez, quien ?afirmaron? al desde?ar la campa?a de Luis Armando D?az dej? entrever que su verdadero candidato era Covarrubias, apoyado en todo momento por algunos funcionarios del gobierno estatal, particularmente el secretario de Finanzas, Jos? Antonio Ram?rez G?mez. Tambi?n se?alaron al ex secretario de Pesca, Joel ?vila, quien renunci? al cargo para convertirse en uno de los principales coordinadores de campa?a del neopanista.

Trascendi? que antes de la conferencia de prensa que dio el abanderado de PT y PRD, dirigentes estatales y nacionales tuvieron un escarceo porque Jes?s Ortega pretend?a que el candidato se abstuviera de fijar su postura hasta conocer la tendencia del PREP, que comenz? a fluir a las ocho de la noche, mientras? otros perredistas, entre ellos Dolores Padierna y Adri?n Ch?vez, exig?an que hablara de su presunto triunfo.

Hubo quejas porque la dirigencia nacional no dio prioridad al estado ni fortaleci? la estructura partidista. La conferencia de prensa que anunciaron para la noche se cancel?, mientras en la calle sonaban bocinazos por el triunfo del PAN. La coalici?n del PRI-PVEM y su candidato, Ricardo Barroso, se abstuvieron de hacer comentarios triunfalistas. Aseguraron que sus datos revelaban triunfos en La Paz y Loreto.

Al final se reconoci? que se menospreciaron las fracturas internas que ha sufrido el PRD. El efecto Covarrubias propici? la gran derrota del perredismo y, aunque reticentes, tambi?n admitieron que la ruptura con el ex presidente nacional del sol azteca, Leonel Cota, afect? porque desvi? su capital pol?tico al PRI y propici? que el triunfo del PRD en Los Cabos se dificultara. Sus mediciones se?alaban anoche que su candidato, Antonio Ag?ndez Monta?o, ganar?a por poco menos de dos puntos.

Desde que lleg? al gobierno, en 1999, el PRD ha sufrido una serie de rupturas que fueron minando la fuerza con que le arrebat? al PRI la gubernatura. Trascendi? que en La Paz oper? la lideresa magisterial Elba Esther Gordillo, quien habr?a apoyado al PRI en la capital y al PAN por la gubernatura. En la casa de campa?a de Luis Armando D?az, a medianoche comenzaron a apagarse las luces.

Carmen Aristegui, fuera de MVS
La redacci?n

M?XICO, D.F., 7 de febrero (apro).- La periodista Carmen Aristegui ya no conduce la primera emisi?n de MVS Noticias. En su lugar apareci? esta ma?ana el conductor Luis C?rdenas. La salida de Aristegui fue confirmada ayer domingo en twitter por su colaboradora Kir?n Miret quien escribi?: "Supongo que (Carmen) lo explicar? cuando lo considere pertinente". En la p?gina web de la empresa fue retirada toda menci?n a Carmen Aristegui. Se mantienen solamente los anuncios de la segunda y tercera emisi?n de noticias que conducen Luis C?rdenas y Ezra Shabot.

De acuerdo con la periodista Lydia Cacho, el despido de Aristegui habr?a sido por negarse a leer al aire una carta de disculpa escrita directamente en Los Pinos luego de solicitar a Los Pinos contestara oficialmente si Felipe Calder?n ten?a o no un problema de alcoholismo. De acuerdo con mensajes en Twitter de Lydia Cacho, integrantes del staff de Carmen Aristegui habr?an confirmado esta versi?n.
"Me confirma staff de #Aristegui.Presidencia exigi? que Carmen leyera carta de disculpa a Calder?n.Vargas se dobl? Carmen NO", escribi? Cacho en Twitter.

"Habl? por tel?fono con ellas: staff de #Aristegui.la carta de disculpa fue escrita en Los Pinos,Carmen no accedi? a leerla al aire" agreg? en otro mensaje. El viernes pasado Aristegui coment? al aire la nota sobre la manta que legisladores del PT exhibieron en la C?mara de Diputados y en la que alud?an al presunto alcoholismo del presidente Felipe Calder?n. En su comentario de ese d?a, la periodista dijo que no era la primera vez que se mencionaba el tema p?blicamente y que de hecho en las redes sociales era un asunto que se tocaba de manera recurrrente. Para Aristegui el tema tan merec?a tratarse con seriedad que emplaz? esa ma?ana al gobierno federal a responder oficialmente la pregunta de si el presidente Felipe Calder?n ten?a o no problemas de alcoholismo. Esto fue lo que dijo en esa ocasi?n:

?No es la primera vez que se habla de este tema, de un presunto alcoholismo de Felipe Calder?n. Si usted es usuario de las redes sociales ?por ejemplo?, pues en ese circuito de comunicaci?n de la sociedad mexicana es frecuente ver expresiones que aluden a esa circunstancia que no podemos corroborar (...)

?Deber?a realmente la propia Presidencia de la Rep?blica dar una respuesta clara, n?tida, formal al respecto. No hay nada de ofensivo ?me parece? cuando alguien, si es que fuera el caso, atravesara por un problema de esta naturaleza (...)

??Tiene o no Felipe Calder?n problemas de alcoholismo? Esto merece, insisto, una respuesta seria, formal y oficial de la propia Presidencia de la Rep?blica.?

Carmen Aristegui se incorpor? a MVS en enero de 2009. Antes fue despedida de W Radio, propiedad de Televisa y la empresa espa?ola Prisa, en enero de 2003, por presiones del gobierno calderonista, seg?n cont? la propia periodista a la revista Proceso. El retiro de Aristegui del noticiero MVS ocurre cuando a esa empresa no se le han renovado las concesiones de sus estaciones.

Caminos de la insurrecci?n

Gustavo Esteva

La insurrecci?n pac?fica se extiende no s?lo en Medio Oriente. La expresi?n lleg? incluso a la ciudad de M?xico.

El apellido pac?fica establece un sesgo importante. Como todas las insurrecciones, se trata de movilizaciones contra los poderes dominantes. En contraste con casi todas ellas, ?stas intentan evitar la violencia. No son pacifistas: no surgen para oponerse a la guerra o buscar la paz perpetua entre naciones. Ejercen tanta violencia moral como pueden y recurren a la fuerza f?sica cuando se requiere. Pero no apelan a la lucha armada, sino a la v?a pol?tica. Por eso su car?cter pac?fico.

Los poderes constituidos intentan reducir estas movilizaciones a meras revueltas: que se conviertan en estallidos populares ef?meros. Mediante garrote y zanahoria, represi?n y concesiones menores, se busca restaurar el orden que la insurrecci?n rompi?.

Sin embargo, incluso en los casos en que se consigue sofocar temporalmente la rebeli?n actual, la insurrecci?n se mantiene, modificando t?cticas tanto como hace falta. Cambios cosm?ticos parecen incapaces de detenerla. Como todas las revoluciones, esta movilizaci?n busca derribar a las autoridades pol?ticas existentes, cambiar el r?gimen de relaciones sociales y generar una nueva constituci?n y un nuevo orden socioecon?mico.

Para evitar tal resultado los poderes dominantes buscan crear la ilusi?n de que la movilizaci?n ha conseguido su prop?sito: cambian todo para que nada cambie. No siempre se trata de cambios irrelevantes o meras ilusiones. Sacrificar a un dictador y establecer un r?gimen formalmente democr?tico son transformaciones profundas que en muchos casos definen una transici?n necesaria ?pero son cambios orientados a impedir una aut?ntica revoluci?n.

Hay hipocres?a y cinismo en los poderes dominantes que piden peras al olmo: por ejemplo que ancianos dictadores, como Mubarak, se conviertan en campeones de la democracia. Pero ni siquiera ellos se animan a cuestionar la legitimidad de esta insurrecci?n. Estar?a universalmente cobijada en el art?culo 35 de la Declaraci?n de los derechos del hombre y del ciudadano, del 24 de junio de 1793, que estableci? la insurrecci?n como el m?s sagrado de los derechos y el m?s indispensable de los deberes, tanto para el pueblo como para los individuos, si el gobierno deja de responder a su voluntad.

Cuando la represi?n brutal y masiva no es viable o eficaz, como est? siendo el caso, se busca transformar la insurrecci?n en golpe de Estado para impedir la revoluci?n: miembros de los poderes dominantes o por lo menos de las elites convierten en chivos expiatorios a los objetos m?s evidentes de la ira popular y toman disposiciones que satisfagan en alguna medida las exigencias de los insurrectos, hasta que se debilite o desaparezca su movilizaci?n.

Es frecuente que este m?todo encuentre apoyo en un sector significativo de los insurrectos. Algunos piensan que basta un cambio de personas o de partidos en los aparatos del Estado para cambiar el rumbo del pa?s y adoptar un nuevo modelo de desarrollo y que los nuevos dirigentes satisfagan desde el poder las demandas que habr?an provocado la movilizaci?n. No creen que sea posible o conveniente eliminar el gatillo estatal; conf?an en un simple cambio de gatillero. Por inocencia o c?lculo, se hacen as? c?mplices de quienes buscan impedir que la insurrecci?n siga su curso.

Bajo las formas m?s diversas, esta insurrecci?n tiene un prop?sito cada vez m?s claramente anticapitalista y una convicci?n igualmente clara de que la v?a pol?tica de la transformaci?n actual no puede reducirse a lo electoral ni contenerse en la democracia formal. Para que pueda seguir adelante, desde abajo y a la izquierda, con un programa de lucha adecuado, debe incluirse en el programa la forma del r?gimen de transici?n.

No hay en esto f?rmulas generales ni en el tiempo ni en el espacio. Se requiere, en cada caso, apelar a la imaginaci?n sociol?gica y pol?tica para determinar actores y procedimientos adecuados. Lo importante es saber que no podr? encargarse a los lobos el cuidado de los corderos. Que no son los partidos, los dirigentes carism?ticos o las estructuras del Estado quienes pueden encargarse de la transici?n ?porque no se trata de transitar hacia m?s o menos de lo mismo, sino de entregarse a la construcci?n de algo radicalmente nuevo para lo que aquellos actores est?n gen?ticamente incapacitados.

Ejemplos de las d?cadas recientes, en M?xico y en el mundo, muestran con claridad las condiciones en que se frustraron movilizaciones e insurrecciones de muy diverso g?nero y las transiciones se hicieron meras transas entre partidos y actores de los sectores dominantes. Tambi?n ense?an de qu? manera el impulso no se disip?; convertido ya en experiencia, se prepara para el siguiente estallido.

El gobierno de Mubarak ofrece concesiones, pero nada de renuncia

Plantea la excarcelaci?n de activistas y garantizar la libertad de prensa

Comercios reabren sus puertas por primera vez desde que comenz? la crisis

Donald Macintyre

The Independent

Peri?dico La Jornada
Lunes 7 de febrero de 2011, p. 2

El Cairo, 6 de febrero. El gobierno egipcio comenz? este domingo a ofrecer posibles concesiones pol?ticas, en un esfuerzo por controlar la crisis que sacude al pa?s, mientras decenas de miles de resueltos manifestantes marcharon por decimotercer d?a consecutivo para exigir la renuncia del presidente Hosni Mubarak.

Las nuevas promesas de reforma pol?tica fueron recibidas con precauci?n por los grupos opositores durante la primera de una serie de reuniones ?entre ellas la efectuada con la hasta ahora proscrita Hermandad Musulmana y el gobierno? para discutir las demandas con el segundo de Mubarak, Omar Suleiman.

El tr?nsito de veh?culos comenz? a congestionar las principales calles de El Cairo, al reabrir muchos negocios sus puertas por primera vez desde que empez? la crisis.

Soldados vigilaban muchas intersecciones y los empleados fueron llevados en autob?s al trabajo en los bancos estatales. Pero no se cumplieron las predicciones tentativas de que el retorno al trabajo de los egipcios que se mantuvieron confinados en sus casas disminuir?a el n?mero de manifestantes.

Los opositores al r?gimen volvieron a congregarse por miles en la plaza Tahrir, en el centro de la ciudad, para otro d?a exuberante de protestas pac?ficas en el que muchos parec?an animados por los indicios de lo que consideraban una gradual retirada gubernamental.

En la plaza hubo oraciones musulmanas y una misa cristiana copta para conmemorar a los manifestantes muertos durante las marchas en El Cairo, Alejandr?a y otras partes, cuya cifra podr?a ser hasta de 300, seg?n la Organizaci?n de las Naciones Unidas.

Hassan al-Roweny, jefe del comando central del ej?rcito, el cual sigue teniendo un papel esencial, aunque hasta ahora indeterminado, en ayudar a decidir el desenlace de la protesta, hizo un recorrido por la plaza Tahrir (de la Liberaci?n) para tratar de persuadir a los manifestantes ?quienes se quejan de la pobreza, la represi?n y la corrupci?n? de dejar ese punto de la ciudad, normalmente concurrido. Queremos que las personas regresen a trabajar y a recibir su paga, y que la vida vuelva a la normalidad, coment?.

El ej?rcito pareci? regirse una vez m?s por su promesa de la semana pasada de no usar la fuerza contra los manifestantes, muchos de los cuales contin?an declarando su apoyo a los militares en oposici?n a los polic?as.

Durante la noche hubo un breve traqueteo de ametralladora, al parecer tiros de advertencia hechos por los militares al intentar estrechar su control en el costado norte de la plaza, donde ocurrieron muchos de los enfrentamientos entre manifestantes pro y anti Mubarak la semana anterior.

El gobierno no mostr? signos de variar el calendario presentado por el abrumado presidente la semana pasada, cuando dijo que se sostendr?a en el poder otros seis meses para supervisar las reformas y las elecciones. El gobierno indic? que hab?a accedido a trazar un mapa de ruta para pl?ticas posteriores. Tambi?n dar?a pasos para liberar a activistas encarcelados, garantizar la libertad de prensa y derogar las leyes de emergencia de acuerdo con las condiciones de seguridad, seg?n dijo Suleiman en la televisi?n estatal frente a una fotograf?a de Mubarak, de 82 a?os.

Abdul Monem Aboul Fouteh, miembro de la Hermandad Musulmana, declar? al canal de televisi?n por sat?lite Al Jazeera, luego de reunirse con Suleiman: ?No podemos llamarlas pl?ticas ni negociaciones. La Hermandad Musulmana acudi? con una condici?n esencial que no se puede abandonar? la necesidad de que Mubarak deje el poder para dar acceso a una fase democr?tica?.

Al insistir en que la Hermandad no se propone presentar un candidato en futuras elecciones presidenciales, Fouteh expres? que el gobierno no ha mostrado hasta qu? punto mira con seriedad el proceso de negociaci?n y que necesita dar una serie de pasos, entre ellos la disoluci?n del parlamento y la revocaci?n de las facultades de emergencia, en se?al de buena fe en las pl?ticas.

Precis? que la Hermandad decidir?a este lunes su postura sobre negociaciones futuras.

Ahmed Zewail, cient?fico egipcio-estadunidense galardonado con el premio Nobel e integrante de la lista de 25 sabios cuya existencia fue revelada el s?bado por The Independent, elogi? en repetidas veces a la juventud de la plaza Tahrir, y se?al? que el grupo de notables busca cambios esenciales en la Constituci?n, revocaci?n de las leyes de emergencia, liberaci?n de todos los presos pol?ticos, elecciones imparciales y libertad para los medios de comunicaci?n, entre ellos la televisi?n estatal.

Sin embargo, pareci? dejar abierta la posibilidad de llegar a alg?n acuerdo con la posici?n de Mubarak. Si bien reconoci? que hay desconfianza, se?al? que algunos miembros del grupo podr?an inclinarse a aceptar el calendario de seis meses propuesto por el presidente para su salida, siempre y cuando se den garant?as.

Otro miembro eminente del grupo, quien opt? por el anonimato, advirti? que se necesitan garant?as f?rreas de reforma, entre ellas la disoluci?n del parlamento, una nueva Constituci?n y un gobierno interino de coalici?n.

?


Publicado por solaripa69 @ 10:46
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios